Google
 


  Iglesiaortodoxa

Más de 250.000 Visitas el 2011 -  Muchísimas Gracias - La Página WEB ortodoxa en Español más visitada en todo el mundo -

 

Cursos Bíblicos 2012

Taller de Iconografía
San Nicolás

Viernes 18:00 Hrs.

 Sábado 16:00 Hrs.

$30.000. Mensuales.


Iglesia Ortodoxa de la Santísima Virgen María

Párroco: Padre Francisco Salvador

Av. Pedro de Valdivia 92

Providencia - Santiago - Chile

Teléfonos: 2317284 - 2320860

iglesia@iglesiaortodoxa.cl

Santos Inocentes - 28 de Diciembre

14,000 Santos Infantes fueron asesinados por el Rey Herodes en Belén. Cuando vino el tiempo de la Encarnación del Hijo de Dios y Su Nacimiento de la Santísima Virgen María, los Reyes Magos en el Este vieron una nueva estrella en los cielos, prediciendo así el Nacimiento del nuevo Rey. Ellos viajaron inmediatamente a Jerusalén para rendirle culto a al Niño, y la estrella les mostró el camino.
Habiéndole adorado, ellos no volvieron a Jerusalén donde Herodes, como él les había pedido, pero siendo advertidos por Dios en un sueño, ellos regresaron a su país por otro camino. Herodes comprendió finalmente que su esquema para encontrar al Niño no tendría el éxito, y él pidió que todos los niños dos años de edad y más pequeños en la zona de Belén y fueran asesinados. Él pensó que el Infante divino que él consideraba a un rival, estaría entre los niños muertos.
Así Los infantes asesinados llegaron a ser los primeros mártires por Cristo. La rabia de Herodes también cayó en Simeón el que “recibió a Dios” (3 de febrero), quién declaró ante todos en el Templo que el Mesías había nacido. Cuando el santo murió, Herodes no dio permiso para ser enterrado propiamente. Por las órdenes de Rey Herodes, el santo profeta y sacerdote Zacarías también fue asesinado, esto aconteció en Jerusalén entre el Templo y el altar (Mt. 23:35) porque él no delató el paradero de su hijo Juan, el Bautista de Jesucristo.
La ira de Dios cayó pronto en el propio Herodes: una condición horrible lo atacó y él se murió, comido por los gusanos mientras estaba aun vivo. Antes de su muerte, el rey impío asesinó a los sacerdotes principales y escribas de los judíos, y también a su hermano, y su hermana y su marido, y también a su propia esposa Miriam, y tres de sus hijos, y setenta hombres de sabiduría que era miembros del Sanedrín. Él comenzó esta carnicería para que el día de su muerte no fuera uno de regocijo, pero uno de luto.

Boletín por los Santos Inocentes

Predica por los Santo Inocentes

Columna Opinión por los Santos Inocentes

Nuevo - Matutinos de Navidad - PDF

Presentación Gráfica - Boletín Especial   

Explicación de la Fiesta - Fondo Escritorio

Himnos - Boletín - Explicaciones y Textos Litúrgicos

Villancicos e Himnos

 

Domingo Anterior a Navidad

Domingo 18 de diciembre - Genealogía de Jesús

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (1:1-25)
Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac. Isaac engendró a Jacob. Jacob engendró a Judas y a sus hermanos.
Judas engendró de Tamar a Farés y a Zara. Farés engendró a Esrón. Esrón engendró a Arán. Arán engendró a Aminadab. Aminadab engendró a Naasón. Nassón engendró a Salmón. Salmón engendró de Rahab a Booz. Booz engendró de Rut a Obed. Obed engendró a Jesé. Jesé engendró al rey David. El rey David engendró a Salomón, de la que fue mujer de Urías. Salomón engendró a Roboam. Roboam engendró a Abías. Abías engendró a Asá. Asá engendró a Josafat. Josafat engendró a Joram. Joram engendró a Ozías. Ozías engendró a Joatam. LEA el resto del Evangelio y del Boletín aquí

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo 

San Germán de Alaska
13 de Diciembre - Vida

Los Años de Juventud.

Germán nació en una familia de la clase comerciante en Serpoukov, no lejos de Moscú, hacia 1758. En la adolescencia, en 1772, entró en la vida monástica en el skite de la Trinidad San Sergio, a más o menos 100 millas de San Petersburgo, cerca del golfo de Finlandia. No conocemos el nombre de pila que le dio su familia, lo conocemos bajo el nombre de Germán, nombre que se le dio en el momento de la tonsura monástica.

Mientras Germán vivía en el skite de la Trinidad San Sergio, una infección en el costado derecho de su garganta comenzó a formar un absceso. La inflamación fue aumentando causándole una desfiguración pútrida. Él era incapaz de tragar y su estado empeoraba al punto de rozar la muerte. Una noche mientras sufría, giró hacia el icono de la Theotokos pidiéndole que rogara por su salud y tomó una servilleta húmeda que pasó por el rostro de la Virgen representada en el icono y luego cubrió su rostro inflamado con ella. Prosiguió con su plegaria, agotado y sufriente y finalmente se quedó dormido sobre el piso. Esa noche soñó y tuvo una visión de la Theotokos en la que curaba su infección. Cuando Germán se despertó, a la mañana siguiente, la inflamación había desaparecido y el absceso estaba completamente curado. Lea el resto de su vida

Concepción de la Santísima Virgen María
Conception of the Theotokos

Concepción de la Santísima Virgen María
9 de diciembre - Lea más de esta fiesta

Folleto para imprimir

La Iglesia Ortodoxa no celebra la Inmaculada Concepción - Lea aquí porque
Domingo de los antepasados de Cristo

11 de diciembre - 11° Domingo de Lucas - La Cena
Boletín Dominical

Artículo sobre el Domingo del Padre Hopko
Lectura del Santo Evangelio Según San Lucas (14:16-24)
Dijo el señor esta parábola: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos. Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado. Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses. Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses. Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir. Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor.
Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos. Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar. Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa. Porque os digo que ninguno de aquel los hombres que fueron convidados, gustará mi cena.

San Nicolás
Domingo 6 de diciembre

San Nicolás (+330)

Presentación Gráfica - Iconografía - Biografía -

Podcast - Wallpaper

Himno de San Nicolás

La verdad de tus obras te mostró ante tu grey como canon de la fe, ejemplo de virtud, maestro de abstinencia; así como por la humildad obtuviste las alturas y por la pobreza las riquezas, oh Padre y Jerarca Nicolás, ruega a Cristo Dios que salve nuestras almas.

6 de Diciembre - San Nicolás

 

Página Especial

 

San Nicolás el Taumaturgo, es un Santo muy venerado por los cristianos ortodoxos. El por su amor y su entrega al Señor recibió  la gracia de ayudarnos rápidamente con el poder del Espíritu Santo  en los  momentos mas difíciles.

Ayuno de la Navidad

El 15 de noviembre comenzó el Ayuno de la Navidad, son 40 días de preparación para la llegada de Cristo a nuestras vidas.

Este tiempo es de austeridad y tranquilidad.

Para ayudarlos a entenderlo les dejo unos textos sobre esta época del año.

 

Los Oficios durante el tiempo de Navidad

El Ciclo de la Navidad

Boletín Especial con las Lecturas del Adviento

Domingo 10° de San Lucas

Domingo 4 de diciembre - La Mujer Encorvada

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (13:10-17)


En aquel tiempo, enseñaba Jesús en una sinagoga en sábado, y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada y en ninguna manera se podía enderezar. Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. Puso las manos sobre ella, y ella se enderezó al momento y glorificaba a Dios. Pero el alto dignatario de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiera sanado en sábado, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en estos, pues, venid y sed sanados, y no en sábado. Entonces el Señor le respondió y dijo: ¡Hipócrita!, ¿no desatáis vosotros vuestro buey o vuestro asno del pesebre y lo lleváis a beber en sábado? Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en sábado? Al decir él estas cosas, se avergonzaban todos sus adversarios; pero todo el pueblo se regocijaba por todas las cosas gloriosas hechas por él.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo 13 de San Lucas

Domingo 27 de noviembre - El Jóven Rico

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas  (18:18-27)
En aquel tiempo un dignatario le preguntó, diciendo: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo Dios. Los mandamientos sabes: “No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre.” Él dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. Al oír esto, Jesús le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste porque era muy rico. Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! Porque es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios. Los que oyeron esto dijeron: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo 9 de San Lucas

Domingo 20 de noviembre - El Rico Necio

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (12:16-21)

Dijo el señor esta parábola: La heredad de un hombre rico había producido mucho. Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde almacenar mis frutos? Y dijo: Esto haré: demoleré mis graneros, y edificaré otros mayores, y allí almacenaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes almacenados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; las cosas que preparaste, ¿para quién serán?. Así es el que atesora riquezas para sí, y no se enriquece para con Dios. Y cuando dijo esto clamó: El que tiene oídos para oír, que oiga.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo 8 de San Lucas

Domingo 13 de noviembre - El Buen Samaritano

 

Lectura del Santo Evangelio según San San Lucas (10:25-37)

En aquel tiempo un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna? El le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees? Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás. Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto. Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo. Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese. ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? El dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo 7 de San Lucas

Domingo 6 de noviembre - La Sanación de la mujer con flujo de sangre y de la hija de Jairo.

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (8:41-56)
En aquel tiempo vino a Jesús un varón llamado Jairo, que era jefe de la sinagoga, y cayéndose a los pies de Jesús, le rogaba que entrase en su casa; porque tenía una hija única, como de doce años, que se estaba muriendo. Mientras iba, las multitudes le sofocaban. Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser sanada, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre. Entonces Jesús dijo: ¿Quién me ha tocado? Y negando todos, dijo Pedro y los que con él estaban: Maestro, las multitudes te aprietan y oprimen, y dices: ¿Quién me ha tocado? Pero Jesús dijo: Alguien me ha tocado; porque yo he conocido que ha salido poder de mí. Entonces, cuando la mujer vio que no había quedado oculta, vino temblando, y postrándose a él, le declaró delante de todo el pueblo por qué causa le había tocado, y cómo al instante había sido sanada. Y él le dijo: Animo hija, tu fe te ha salvado; ve en paz. Estaba hablando aún, cuando vino uno de casa del jefe de la sinagoga a decirle: Tu hija ha muerto; no molestes más al Maestro. Oyéndolo Jesús, le respondió diciendo: No temas; cree solamente, y será salvada. Entrando en la casa, no dejó entrar a nadie, sino a Pedro, a Santiago, a Juan, y al padre y a la madre de la niña. Y lloraban todos y hacían lamentación por ella. Pero él dijo: No lloréis; no ha muerto, sino que está dormida. Y se burlaban de él, sabiendo que estaba muerta. Mas él, cuando sacó a todos afuera, tomándola de la mano, clamó diciendo: Muchacha, levántate. Entonces su espíritu volvió, e inmediatamente se levantó; y él mandó que se le diese de comer. Y sus padres estaban atónitos; pero Jesús les mandó que a nadie dijesen lo que había sucedido.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo 5 de San Lucas

Domingo 30 de octubre - El rico y el pobre llamado Lázaro

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (16:19-31)

Dijo el Señor: Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y
de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un pobre llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, deseaba hartarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el pobre, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, apiadaté de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también los males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, un gran abismo está puesto entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo 6 de San Lucas

Domingo 23 de octubre - El Endemoniado de Gádara

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 8:27-39


En aquel tiempo, al llegar Jesús a la tierra de los gadarenos, vino a su encuentro un hombre de la ciudad, poseído por los demonios desde hacía mucho tiempo; y no vestía ropa, ni moraba en casa, sino en los sepulcros. Al ver a Jesús, lanzó un gran grito, y postrándose a sus pies exclamó a gran voz: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te ruego que no me atormentes. - Porque mandaba al espíritu inmundo que saliese del hombre, pues hacía mucho tiempo que se había apoderado de él; y le ataban con cadenas y grillos para custodiarle, pues rompiendo las cadenas, era impelido por el demonio a los desiertos. - Y le preguntó Jesús, diciendo: ¿Cuál es tu nombre? Y él dijo: Legión. Porque muchos demonios habían entrado en él. Y le rogaba que no los mandase ir al abismo. Había allí un hato de muchos cerdos que pacían en el monte; y le rogaron que les permitiera entrar en ellos; y se los permitió. Y los demonios, salidos del hombre, entraron en los cerdos; y el hato se precipitó por un despeñadero al lago, y se ahogó. Viendo los porqueros lo que había pasado, huyeron y lo contaron por la ciudad y por los campos. Y salieron a ver lo que había sucedido; y vinieron a Jesús, y hallaron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio; y tuvieron miedo. Y los que lo habían visto, les contaron cómo había sido salvado el endemoniado. Entonces toda la multitud de la región alrededor de los gadarenos le rogó que se marchase de ellos, pues tenían gran temor. Y Jesús, entrando en la barca, se volvió. Y el hombre de quien habían salido los demonios le rogaba que le dejase estar con él; pero Jesús le despidió, diciendo: Vuélvete a tu casa, y cuenta cuán grandes cosas ha hecho Dios contigo. Y él se fue, publicando por toda la ciudad cuán grandes cosas había hecho Jesús con él.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo de los Padres del VII Concilio Ecuménico

Domingo 16 de octubre - Domingo de los Santos Padres del VII Concilio Ecuménico

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 8:5-15
Dijo el Señor esta parábola: El sembrador salió a sembrar su
semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron. Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto a ciento por uno. Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga. Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Qué significa esta parábola? Y él dijo: A vosotros os es dado conocer los misterios del reino de Dios; pero a los otros por parábolas, para que viendo no vean, y oyendo no entiendan. Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan. La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto. Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Tercer Domingo de Lucas

Resultado de imagen para the widow of nain

Domingo 9 de octubre - 3° Domingo de San Lucas

Lectura del Santo Evangelio Según San Lucas [7:11-16]

En aquel tiempo, aconteció que Jesús iba a la ciudad que se llama Naín, e iban con él muchos de sus discípulos, y una gran multitud. Cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; y había con ella una gran multitud de la ciudad.Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores. Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate. Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre. Y todos tuvieron miedo, y glorificaban a Dios,diciendo:
Un gran profeta se ha levantado entre nosotros; y: Dios ha visitado a su pueblo.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Segundo Domingo de Lucas

Domingo 2 de octubre - 2° Domingo de San Lucas

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 6:31-36
Dijo el Señor: Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo. Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto. Mas bien, amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será grande vuestra recompensa, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos. Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Primer Domingo de Lucas

Domingo 25 de septiembre - 1° Domingo de San Lucas

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 5:1-11
En aquel tiempo, aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le pidió que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a las multitudes. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche nos hemos cansado, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Al verlo Simón Pedro, cayó a las rodillas de Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos con él estaban, a causa de los peces que habían pescado. Y asimismo de Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres. Y cuando llevaron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.

 

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo

Patriarcado de Antioquía
Nueva WEB

Nueva Página de nuestro Patriarcado de Antioquía 

Santo Sínodo de la Iglesia del Patriarcado de Antioquía

Comunicado del Secretariado del Santo Sínodo de Antioquía - Balamand, 27 de junio de 2016

 

El Templo más Hermoso de Sudarmérica
Gran Proyecto de Iconografía

Como ya ha visto, estamos hace un tiempo transformando nuestro templo acorde a la milenaria tradición de la Teología en Imágenes, los Santos Iconos, muchos han colaborado pero nos falta mucho más.
Queremos invitarlo a hacer su aporte en esta importante labor de la Fe Ortodoxa, en algo que perdurará por siglos.

16° Aniversario de la Ordenación de Padre Francisco Salvador
El Domingo 26 celebraremos los 16 años de sacerdocio de nuestro párroco el Padre Francisco
y luego compartimos un coctel comunitario.
Domingo de los Padres del VII Concilio Ecuménico

Domingo 16 de octubre - Domingo de los Santos Padres del VII Concilio Ecuménico

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 8:5-15
Dijo el Señor esta parábola: El sembrador salió a sembrar su
semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron. Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto a ciento por uno. Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga. Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Qué significa esta parábola? Y él dijo: A vosotros os es dado conocer los misterios del reino de Dios; pero a los otros por parábolas, para que viendo no vean, y oyendo no entiendan. Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan. La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto. Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Tercer Domingo de Lucas

Resultado de imagen para the widow of nain

Domingo 9 de octubre - 3° Domingo de San Lucas

Lectura del Santo Evangelio Según San Lucas [7:11-16]

En aquel tiempo, aconteció que Jesús iba a la ciudad que se llama Naín, e iban con él muchos de sus discípulos, y una gran multitud. Cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; y había con ella una gran multitud de la ciudad.Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores. Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate. Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre. Y todos tuvieron miedo, y glorificaban a Dios,diciendo:
Un gran profeta se ha levantado entre nosotros; y: Dios ha visitado a su pueblo.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Segundo Domingo de Lucas

Domingo 2 de octubre - 2° Domingo de San Lucas

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 6:31-36
Dijo el Señor: Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo. Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto. Mas bien, amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será grande vuestra recompensa, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos. Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Primer Domingo de Lucas

Domingo 25 de septiembre - 1° Domingo de San Lucas

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 5:1-11
En aquel tiempo, aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le pidió que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a las multitudes. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche nos hemos cansado, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Al verlo Simón Pedro, cayó a las rodillas de Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos con él estaban, a causa de los peces que habían pescado. Y asimismo de Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres. Y cuando llevaron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.

 

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo

Domingo posterior a la Santa Cruz

Domingo 18 de septiembre - Domingo posterior a la Santa Cruz

Lectura del Santo Evangelio según San Marcos (8:34 al 9:1)


Dijo el Señor: Quien quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿Qué recompensa dará el hombre a cambio de su alma? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
También les dijo: En verdad os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder.

 

Boletín del Domingo

Exaltación de la Santa Cruz

Miércoles 14 de septiembre - Exaltación de la Santa Cruz

Lectura del Santo Evangelio según San Lectura del Santo Evangelio según San Juan
(19:6-11y13-20y25-28(a)y30-35)

En aquel tiempo los sacerdotes y sus ministros planificaron como matar a Jesú. Entonces llegaron a Pilatos, alzaron el grito, diciendo: ¡Crucifícale, crucifícale! Les dijo Pilatos: Tomadle allá vosotros y crucificadle, que yo no hallo en él crimen. Le respondieron los judíos: Nosotros tenemos una ley, y según esta ley debe morir, porque se ha hecho Hijo de Dios. Cuando Pilatos oyó esta acusación, se llenó más de temor. Y volviendo a entrar en el pretorio, dijo a Jesús: ¿De dónde eres tú*? Mas Jesús no le respondió palabra. Por lo que Pilatos le dice: ¿A mí no me hablas?; pues ¿no sabes que está en mi mano el crucificarte, y en mi mano está el soltarte? Respondió Jesús: No tendrías poder alguno sobre mí, si no te fuera dado de arriba. Pilatos oyendo estas palabras, sacó a Jesús afuera; y se sentó en su tribunal en el lugar dicho en griego Litóstrotos, y en hebreo Gábbata.
Era entonces el día de la preparación, o el viernes, de Pascua, cerca del mediodía, y dijo a los judíos: ¡Aquí tenéis a vuestro rey! Ellos gritaban: ¡Quita, quítale de en medio, crucifícale! Les dijo Pilatos: ¿A vuestro rey tengo yo de crucificar? Respondieron los sacerdotes: No tenemos rey, sino a César.
Lea el resto en el boletín

 

Boletín del Domingo

Textos Litúrgicos

Boletín con Lecturas

Explicación de la Fiesta en Web

Breve Explicación.

Fondo de Escritorio

Powerpoint de la clase

Documentos anexos de la clase

 

Especial de la Fiesta

Resultado de imagen para nativity theotokos

Fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María

11° Domingo de San Mateo

Domingo 16 de agosto - La Deuda de los 10.000 talentos

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo(18: 23 - 35)

Dijo el Señor esta parábola: Por lo cual el reino de los cielos es
semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos.
Al empezar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, ordenó el señor que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que se le pagase. Entonces aquel siervo, postrado, dijo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le liberó y le perdonó la deuda.
Al salir aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y agarrándole, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes. Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré. Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.
Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron a contarle a su señor todo lo que había pasado. Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? Entonces su señor, encolerizado, le entregó a los torturadores, hasta que pagase todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

10° Domingo de San Mateo

Domingo 28 de agosto - Sanación del Lunático

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (17: 14-23)

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un hombre que se arrodilló delante de él, diciendo: Señor, ten piedad de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua. Y lo he llevado a tus discípulos, pero no le han podido sanar.
Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá. Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora. Viniendo entonces los discípulos a Jesús, en privado, dijeronle : ¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo? Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque en verdad os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Trasládate de aquí allá, y se trasladará; y nada os será imposible. Pero esta clase de demonio no sale sino con oración y ayuno. Mientras andaban juntos por Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de los hombres, y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron mucho.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

9° Domingo de San Mateo

Domingo 21 de agosto - Cristo Camina sobre el Agua

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo(14: 22-34)
En aquel tiempo, Jesús obligó a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a las multitudes. Despedidas las multitudes, subió al monte para orar a solas; al anochecer, estaba él allí solo. Entretanto, la barca se había alejado ya muchos estadios de la ribera y se encontraba combatida por las olas, pues el viento era contrario. Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos caminando sobre el mar. Y los discípulos, viéndole caminar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y de miedo gritaron. Pero al instante Jesús les habló, diciendo: ¡Animaos; yo soy, no temáis! Pedro le respondió, diciendo: Señor, si eres tú, mándame ir sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, caminaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, temió; y comenzando a hundirse, gritó, diciendo: ¡Señor, sálvame! Al instante Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Y cuando ellos entraron en la barca, se calmó el viento. Entonces los que estaban en la barca vinieron y se prosternaron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios. Y habiendo atravesado, llegaron a tierra de Genesaret.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Gran Fiesta de la Dormición de la Theotokos

15 de Agosto - Dormición de la Santísima Virgen María

Página Especial de la Fiesta

Iconografía - Boletín especial

Oraciones - Especial Niños para pintar

Fondo de Escritorio

8° Domingo de San Mateo

Domingo 14 de agosto - La Multiplicación de los Panes y los Peces

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (14: 14 - 22)
En aquel tiempo, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos. Cuando anochecía, se acercaron a él sus discípulos, diciendo: El lugar es desierto, y la hora ya pasada; despide a la multitud, para que vayan por las aldeas y compren de comer.
Jesús les dijo: No tienen necesidad de irse; dadles vosotros de comer.
Y ellos dijeron: No tenemos aquí sino cinco panes y dos peces. El les dijo: Traédmelos acá. Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud. Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas.
Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños. En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo del Padre Francisco.

Gran Fiesta de la Transfiguración


    

Explicación de la Fiesta de la transfiguración - Padre Hopko

Explicación de la Fiesta de la transfiguración - Obispo Alejandro (Mileant)

Iconografía - Fondo de escritorio - Lecturas Bíblicas.

Himnos para Vísperas, Matutinos y Divina Liturgia.

Nuevo Icono de la Santísima Virgen María - bendecido el domingo 31


    

George Anastasiou - presidente de la Fundación Mustakis - quienes donaron el ícono de la Santísima Virgen María.

Los Santos Iconos

    Instituto de Teología San Ignacio de Antioquía

 Charla a alumnos de iconografía -  2 de Junio de 2016

de Jorge Farah.

En el aniversario 40ª del Nacimiento al Cielo de Vladika Leonty Filipovich

Respecto de las cosas que hacemos o tenemos,  o de los actos que realizamos, podemos hacernos tres tipos de preguntas: 

Qué son o qué significan

Qué valor tienen

Qué trascendencia tienen

Veamos unos ejemplos sencillos:

Un billete, qué es para un niño muy pequeño: es  un papel pintado.

Qué valor tiene para él: ninguno, salvo tal vez para hacer avioncitos.

Lea el artículo completo aquí.

 

 

7° Domingo de San Mateo

Domingo 7 de agosto - Los Dos Ciegos

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo [9:27-35]
En aquel tiempo, al pasar Jesús de allí, le siguieron dos ciegos, gritando y diciendo: ¡Ten piedad de nosotros, Hijo de David! Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos; y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor. Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho. Y se abrieron sus ojos. Jesús les ordenó severamente, diciendo: Cuidad que nadie lo sepa. Pero cuando salieron, divulgaron la fama de él por toda aquella tierra. Salían ellos todavía, cuando le presentaron un mudo endemoniado. Y expulsado el demonio, el mudo habló; y las multitudes se maravillaba, y decían: Nunca se ha visto cosa semejante en Israel. Pero los fariseos decían: Por el príncipe de los demonios expulsa a los demonios. Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Boletín del Domingo

 

6° Domingo de San Mateo

Domingo 31 de julio - Sanación del Paralítico

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (9:1-8)
En aquel tiempo, Jesús subió a la barca, pasó a la otra orilla y vino a su ciudad. Y sucedió que le trajeron un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: “¡Ten confianza, hijo! Tus pecados te son perdonados”. Pero he aquí que algunos escribas dijeron para sí mismos: “Éste está blasfemando”. Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: “¿Por qué piensan mal en sus corazones? ¿Qué es más fácil decir: “Tus pecados te son perdonados”, o decir: “Levántate y anda”? Pues para que sepan que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados -dice al mismo tiempo al paralítico-: levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”. Él se levantó y se fue a su casa. Y al ver esto, la gente quedó admirada y glorificó a Dios, que había dado tal poder a los hombres.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

5° Domingo de San Mateo

Domingo 24 de julio - Gadarenos Endemoniados

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo(8:28-34 y 9:1)
En aquel tiempo, cuando llegó Jesús a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino. Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo? Estaba paciendo lejos de ellos un hato de muchos cerdos. Y los demonios le rogaron diciendo: Si nos echas fuera, permítenos ir a aquel hato de cerdos. El les dijo: Id. Y ellos salieron, y se fueron a aquel hato de cerdos; y he aquí, todo el hato de cerdos se precipitó en el mar por un despeñadero, y perecieron en las aguas. Y los que los apacentaban huyeron, y viniendo a la ciudad, contaron todas las cosas, y lo que había pasado con los endemoniados. Y toda la ciudad salió al encuentro de Jesús; y cuando le vieron, le rogaron que se fuera de sus contornos.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de los Santos Padres del IV Concilio Ecuménico

Domingo 17 de julio - Padres del IV Concilio Ecuménico

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (5:14-19)
Dijo el Señor a sus discípulos: Vosotros sois la luz del mundo; no puede ocultarse una ciudad situada sobre un monte. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir. Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una i ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que falte uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

 

Boletín del Domingo

 

Artículo sobre el Domingo de los Santos Padres.

”Abrid de par en par las puertas de vuestro graneros, dad salida a vuestras riquezas en todas las direcciones. Dime, ¿qué es lo que te pertenece?, ¿de dónde trajiste nada a la vida?, ¿de quién lo recibiste?...
Así son los ricos; se apoderan los primeros de lo que es de todos y se lo apropian, sólo porque se han adelantado a los demás. Si cada uno se contentase con lo indispensable para atender a sus necesidades y dejase lo superfluo a los indigentes, no habrían ricos ni pobres”. “Del hambriento es el pan que tú retienes.”


San Basilio

 

”El no dar parte de lo que se tiene es ya rapiña. Hay un testimonio de las Escrituras Divinas que llama rapiña, avaricia y defraudación no sólo arrebatar lo ajeno sino también el no dar parte de lo propio a los demás”.

”La Iglesia no es un museo de oro y plata... No era de plata, en la cena última, la mesa aquella ni el cáliz en que el Señor dio a sus discípulos su propia sangre... ¿Queréis de verdad honrar el Cuerpo de Cristo? No consintáis que esté desnudo. No le honréis aquí con vestidos de seda y fuera le dejéis perecer de fría desnudez”.

”Forzosamente el principio y la raíz de tus riquezas proceden de la injusticia. Porque Dios al principio no hizo a uno rico y a otro pobre, sino que dejó a todos la misma tierra. ¿De dónde, pues, siendo la tierra común, tienes tú tantas yugadas de tierra y tu vecino ni un palmo de terreno?”.

S. Juan Crisóstomo

3° Domingo de Mateo

Domingo 10 de juLio - La lámpara del cuerpo es el ojo

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo[6:22-33]
Dijo el Señor: La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Siluan sobre este domingo.

2° Domingo de Mateo

Domingo 3 de julio - Pescadores de Hombres

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo[4:18-23]
En aquel tiempo mientras caminaba Jesús por la ribera del mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, echando al mar una red; pues eran pescadores, y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron.
Avanzando de allí, vio a otros dos hermanos, Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con Zebedeo su padre, que remendaban sus redes; y los llamó. Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron.
Recorría Jesús toda Galilea, enseñando en sus sinagogas, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de Todos los Santos

Domingo 26 de junio - Todos los Santos

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo [10: 32-33, 37- 38 y 19: 27-30]
Dijo el Señor a sus discípulos, cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.
El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.
Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos? Y Jesús les dijo: En verdad os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. Pero muchos primeros serán últimos, y últimos, primeros.
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Gran Fiesta de Pentecostés

Gran Fiesta de Pentecostés
 

Tropario de Pentecostés - Tono VIII
Bendito eres Tú, oh Cristo nuestro Dios, que mostraste a los pescadores llenos de sabiduría, derramando sobre ellos el Espíritu Santo; y por medio de ellos el universo conquistaste, oh Amante de la humanidad, gloria a Tí.

 

 

Oración de Pentecostés - Boletín y Lecturas Bíblicas de Pentecostés - Especial de Pentecostés

 

Especial de Pentecostés, con trabajo para toda la Familia

Presentación Gráfica de Pentecostés

Explicación Breve de Pentecostés   -    Explicación Amplia de Pentecostés

Domingo de los Santos Padres del Primer Concilio Ecuménico

Domingo 12 de junio

Lectura del Santo Evangelio según San Juan [17: 1 - 13]

En aquel tiempo levantó Jesús sus ojos al cielo y dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti; como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.
Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.
Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese. Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra.
Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste. Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Gran Fiesta de la Ascensión

Cuarenta días después de la Pascua de Resurrección, celebramos la fiesta de la Ascensión de Cristo. Fue cuando Cristo ascendió a los cielos, para estar a la diestra del Padre. Leemos acerca de este acontecimiento en el Nuevo Testamento, en el Evangelio según San Marcos (capítulo 16, 19 al 20) y en el Evangelio según San Lucas, (capítulo 24, 50 al 53). Durante los 40 días entre Su Resurrección y Su Ascensión, Jesús apareció en varias oportunidades a Sus Discípulos. Antes de que ascendiera a los cielos, prometió a Sus Apóstoles que les enviaría un ayudante quien quedaría con ellos por siempre. Este ayudante era el Espíritu Santo, que vino en el día de Pentecostés, 10 días después de la Ascensión; es decir, 50 días después de la Resurrección, en un día domingo.

Boletín Especial por la Gran Fiesta

Explicación de la Fiesta de la Ascensión por el Padre Hopko

Textos Litúrgicos de la Fiesta

Textos Litúrgicos de la despedida de Pascua

Powerpoint sobre la fiesta

Página con explicación graficada de la fiesta

 

Domingo del Hombre que nació Ciego

El quinto domingo después de Pascua: El domingo del Ciego

En el quinto domingo después de Pascua se conmemora la curación del hombre ciego desde su nacimiento. Nos identificamos con el varón que llegó a ver y creer en Jesús como el Hijo de Dios. El Señor ha ungido nuestros ojos con sus propias manos divinas y los ha lavado con las aguas de nuestro bautismo.

Jesús  usó lodo hecho con su propia saliva, y le dijo al hombre que se lavara en las aguas de Siloé. Jesús así lo hizo porque era el sábado, el día de reposo, en que estaba estrictamente prohibido hacer lodo, escupir, y lavarse. Al romper estas leyes rituales de los judíos, Jesús demostró que en verdad Él es el Señor del Sábado, y como tal, Él es igual a Dios Padre, el Único que trabaja en el día Sábado ya que Él dirige el mundo de Su creación.

El escándalo transciende sobre el hecho de haber sanado al ciego en el día de reposo y él es expulsado de la sinagoga debido a su fe en Cristo. La Iglesia entera sigue a este hombre en su destino, sabiendo que los verdaderos ciegos son aquellos que no reconocieron a Jesús como el Señor y aun permanecen en sus pecados. Los demás tienen la luz de la vida y pueden ver y conocer al Hijo de Dios, pues “le has visto, y el que habla contigo, él es”.

San Demetrio de Rostov dice que el hombre ciego es San Celedonio quien inició la comunidad cristiana en lo que hoy conocemos como Francia.

Domingo del Hombre que nació Ciego

Domingo 17 de Mayo - El Ciego

Lectura del Santo Evangelio según San Juan [9:1-38]
En aquel tiempo, al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: Ni el pecó, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. Tengo que trabajar en las obras del que me ha enviado mientras es de día; la noche viene, llega la noche, cuando nadie puede trabajar. Mientras estoy en el mundo, soy luz del mundo.
Lea el resto del Evangelio en el boletín Dominical.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Siloan sobre este domingo.

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de la Mujer Samaritana

Domingo 29 de Mayo - La Samaritana

Lectura del Santo Evangelio Según San uan [4:5 -42]
En aquel tiempo, llegó Jesús a una ciudad
de Samaria llamada Sicar, cerca de la
heredad que Jacob dio a su hijo José. Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado por la caminata, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta. Llegó una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber. Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comida. La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí. Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva. La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva? ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebió el mismo, sus hijos y sus ganados? Respondió Jesús y le dijo: Todo el que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré se convertirá en él una fuente de agua que brote para vida eterna. (Lea el resto del texto en el boletín)
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Siloan sobre este domingo.

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo del Paralítico

Domingo 22 de Mayo - El Paralítico

Lectura del Santo Evangelio Según San Juan [5:1 -15]
En aquel tiempo subió Jesús a Jerusalén. Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, que tiene cinco pórticos. En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.
Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.
Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue sano, y tomó su lecho, y anduvo. Y aquel día era Sábado. Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es Sábado; no te es lícito llevar tu lecho. El les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda.
Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda? Y el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque Jesús se había retirado de la multitud que estaba en aquel lugar.
Después le encontró Jesús en el Templo, y le dijo: Mira, has quedado sano; no peques más, para que no te suceda algo peor. El hombre se fue, y dijo a los judíos, que Jesús era el que le había sanado.
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Sitio Web
Instituto de Teología Ortodoxa
San Ignacio de Antioquía

Sitio Web - Instituto de Teología Ortodoxa San Ignacio de Antioquía

 

Tenemos el agrado de compartir con todos ustedes el nuevo sitio web de nuestro Instituto de Teología Ortodoxa San Ignacio de Antioquía. Allí podrán encontrar información de los cursos para el año 2016, así como también, información sobre el diplomado que se ofrece, tanto para laicos como para clero. Los invitamos a ser parte de la vida académica ortodoxa.

http://www.corpsanignacio.com

 

 

 

La Visión de la Iglesia en Temas Contingentes

El Jueves 5 de noviembre se realizó a las 19:15 Hrs. la conferencia sobre: 

Aborto - Matrimonio Igualitario - Familia

Conferencia dictada por el

Padre Francisco Salvador

Organizada por el Instituto Chileno Árabe de Cultura

Conferencia en PDF

Video de la conferencia

Domingo de las Mujeres Miróforas

Domingo 15 de mayo - Lás Miróforas

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos [15:43 al 16 :8]
En aquel tiempo, José de Arimatea, noble consejero del Sanedrín, el cual también esperaba el reino de Dios, se atrevió a presentarse a Pilato, y le pidió el cuerpo de Jesús. Se extraño Pilato se sorprendió de que ya hubiese muerto; y haciendo venir al centurión, le preguntó si ya estaba muerto. E informado por el centurión, dio el cuerpo a José, el cual compró una sábana, y bajándolo, lo envolvió en la sábana, y lo colocó en un sepulcro que estaba cavado en una roca, e hizo rodar una piedra a la entrada del sepulcro. Y María Magdalena y María madre de Josét miraban dónde lo ponían.
Pasado el Sábado, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle. Y muy de mañana, el primer día de la semana, vinieron al sepulcro, ya salido el sol. Pero decían entre sí: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro? Y cuando miraron, vieron removida la piedra, que era muy grande.
Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, vestido con una túnica blanca; y se espantaron. Mas él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron. Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que El va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo. Y ellas se fueron huyendo del sepulcro, porque les había tomado temblor y espanto; ni decían nada a nadie, porque tenían miedo.
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Santos Cirilo y Metodio

11 de mayo - Santos Cirilo y Metodio

Al inicio de la separación de la Iglesia Occidental de la Iglesia Ortodoxa Universal se observa una tendencia de los eslavos a recibir la fe cristiana. El Señor, evidentemente, los llamó para integrar Su Iglesia y eligió para ellos a los hermanos Equiapostólicos Cirilo y Metodio, grandes predicadores de la fe.

Cirilo (en el mundo Constantino), y Metodio nacieron en Macedonia en la ciudad de Solonica. Metodio ingresó al servicio militar después de finalizar su educación y fue gobernante de una región eslava. Sin embargo, al poco tiempo, él decidió dejar el modo de vida mundana, y tomó los hábitos en el monasterio que se encuentra en el monte de Olimpo. Constantino desde la niñez demostró una capacidad increíble, y recibió una instrucción excelente junto al, entonces adolescente, emperador Miguel 3 en la corte imperial, en la cual los educaba el famoso Focio que posteriormente fue patriarca de Constantinopla: Después de finalizar sus estudios, Constantino podía tener en el mundo brillantes éxitos, pero su corazón ardía de amor por Dios, y los bienes terrenales no lo atraían. Algún tiempo enseñó clase de Filosofía, su materia preferida, en una escuela de Constantinopla, pero al poco tiempo dejo ese lugar y se radicó en el monasterio con su hermano Metodio. Aquí juntos se dedicaron al ayuno y a la oración, hasta que la Providencia del Señor los convocó al servicio de predicar a los pueblos eslavos.

Lea el resto aquí

Domingo de Santo Tomás

Domingo 8 de mayo - Santa María de Egipto

Lectura del Santo Evangelio Según San Juan (20:19-31)
En aquel tiempo cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor.
Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos. Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.
Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.
 
Boletín del Domingo de Tomás

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Artículo de Monseñor Siluan sobre este domingo

Resurrección


 

Sábado Santo

Discurso de San Juan Crisostomo sobre la Resurrección

 

Boletín con las lecturas de la Resurrección


El Espíritu de la Gran Cuaresma - Protopresbítero Alejandro Schmemann

Explicación de la Gran Cuaresma y Seman Santa - Padre Thomas Hopko

Resurrección



Grandes Artículos sobre la Vida y la Muerte

Sobre la Muerte y la Resurrección del Cristo (Alejandro Schmemann).

De la Muerte y de la Resurrección (Kallistos Ware).

Resurrección


Domingos Posteriores a Resurrección

Lea más aquí

Domingo de Santa María de Egipto

Domingo 17 de abril - Santa María de Egipto

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos [10:32-45]
En aquel tiempo, Jesús tomó a sus doce discípulos y comenzó a decirles las cosas que le habían de acontecer: He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles; y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al tercer día resucitará. Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron, diciendo: Maestro, querríamos que nos hagas lo que pidiéremos. El les dijo: ¿Qué queréis que os haga? Ellos le dijeron: Concédenos que en tu gloria nos sentemos el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús les dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Lea el resto aquí

Boletín del Domingo de Santa María de Egipto.

Libro de su Vida.

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de San Juan Climacos

 

Domingo 10 de abril - San Juan Climacos

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos 9:17-31
En aquel tiempo se acercó a Jesús un hombre y postrándose le dijo: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo, el cual, dondequiera que le toma, le sacude; y echa espumarajos, y cruje los dientes, y se va secando; y dije a tus discípulos que lo echasen fuera, y no pudieron.
Y respondiendo él, les dijo: ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo. Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos.... Lea el resto aquí

Boletín del Domingo de San Juan Clímaco.

Libro en PDF

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de la Santa Cruz

3 de abril - Domigo de la Santa Cruz

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos 8:34 al 9:1
Dijo el Señor: Quien quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.Porque todo el
que quiera salvar su vida, la p erderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿Qué recompensa dará el hombre a cambio de su alma? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
También les dijo: En verdad os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder.

Textos Litúrgicos Completos.

Tercer Domingo de la Gran Cuaresma - Boletín Dominical

Artículo de Monseñor Pablo de Alepo. muy bueno

Gran Artículo sobre la Cuaresma. Padre Schmemann

Domingo de San Gregorio Palamás

27 de marzo - Domigo de San Gregorio Palamás

 

Lectura del Santo Evangelio según San Marcos [2:1-12]
En aquel tiempo entró Jesús en Capernaum después de algunos días;y se oyó que estaba en casa. E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra.  Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro. Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron la camilla en que yacía el paralítico. Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu camilla y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados dijo al paralítico: A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. Entonces él se levantó en seguida, y tomando su camilla, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto algo así.

 

Textos Litúrgicos Completos - Segundo Domingo de la Gran Cuaresma - Boletín - Gran Artículo sobre la Cuaresma. Padre Schmemann - Sermón del Segundo Domingo del Metropolita de Aleppo - Paul Yazigi - Vida de San Gregorio Palamás - Especial Gran Cuaresma

Domingo del Triunfo de la Ortodoxía

20 de marzo - Domigo del Trinunfo de la Ortodoxía
San Juan [1:43-51]
En aquel tiempo, quiso Jesús ir a Galilea; encontrando a Felipe le dijo: Sigue me. Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro. Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret. Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve. Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño. Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel. Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás. Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.

Homilía de Monseñor Siluan sobre este evangelio

Homilia de Monseñor Yazigy

Textos Litúrgicos Completos.

Primer Domingo de la Gran Cuaresma - Boletín.

Gran Artículo sobre la Cuaresma. Padre Schmemann

Explicación del Domingo de la Ortodoxía para Niños.

Especial Gran Cuaresma

Domingo del Fariseo y el Publicano

Domingo 21 de febrero - Domingo del Fariseo y Publicano

 

Lectura del santo Evangelio según San Lucas (18:10-14)

Dijo el Señor esta parabola: Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

 

Boletín del Domingo

Domingo de la Cananea

Domingo 14 de febreo - Domingo 17 de San Mateo

 

Lectura del santo Evangelio según San Mateo (15:21-28)
En aquel tiempo. Saliendo Jesús de allí, se fue a la
región de Tiro y de Sidón.Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio. Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros. El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: ¡Señor, socórreme! Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos. Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.

 

Boletín del Domingo

Domingo de los Talentos

Domingo 7 de febrero - Domingo 16 de San Mateo

 

Lectura del santo Evangelio según San Mateo (25:14-30)
Dijo el Señor esta parábola: »Porque el reino de los cielos es como un hombre que, al irse de viaje, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. A uno le dio cinco mil monedas de plata; a otro, dos mil; y a otro, mil, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se marchó. El que había recibido cinco mil monedas negoció con ellas, y ganó otras cinco mil. Asimismo, el que había recibido dos mil, ganó también otras dos mil. Pero el que había recibido mil hizo un hoyo en la tierra y allí escondió el dinero de su señor. Mucho tiempo después, el señor de aquellos siervos volvió y arregló cuentas con ellos. El que había recibido las cinco mil monedas se presentó, le entregó otras cinco mil, y dijo: “Señor, tú me entregaste cinco mil monedas, y con ellas he ganado otras cinco mil; aquí las tienes.” Y su señor le dijo: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor.” El que había recibido las dos mil monedas dijo: “Señor, tú me entregaste dos mil monedas, y con ellas he ganado otras dos mil; aquí las tienes.” Su señor le dijo: “Bien, buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor.” Pero el que había recibido mil monedas llegó y dijo: “Señor, yo sabía que tú eres un hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges lo que no esparciste. Así que tuve miedo y escondí tu dinero en la tierra. Aquí tienes lo que es tuyo.” Su señor le respondió: “Siervo malo y negligente, si sabías que yo siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí, debías haber dado mi dinero a los banqueros y, al venir yo, hubiera recibido lo que es mío más los intereses. Así que, ¡quítenle esas mil monedas y dénselas al que tiene diez mil!” Porque al que tiene se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo poco que tiene se le quitará. En cuanto al siervo inútil, ¡échenlo en las tinieblas de afuera! Allí habrá llanto y rechinar de dientes. El que tenga oidos para oir que oiga.

 

Boletín del Domingo

Domingo de Zaqueo

Domingo 31 de enero - Domingo 15 de San Lucas

 

Lectura del santo Evangelio según San Lucas (19:1-10)
Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad. Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura. Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí. Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa. Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador. Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado. Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

 

Boletín del Domingo

Domingo del Ciego de Jericó

Domingo 24 de enero - Domingo 14 de San Lucas

 

Lectura del santo Evangelio según San Lucas (18:35-43)
En aquel tiempo, al acercarse Jesús a Jericó, estaba un ciego sentado junto al camino pidiendo limosna; al oír que pasaba gente, preguntó qué era aquello. Le informaron que pasaba Jesús el Nazareno, y empezó a gritar, diciendo: “¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!” Los que iban delante lo increpaban para que se callara, pero él gritaba mucho más: “¡Hijo de David, ten compasión de mí!” Jesús se detuvo, y mandó que se lo trajeran; y cuando se hubo acercado, le preguntó: “¿Qué quieres que te haga?” Él dijo: “¡Que vea, Señor!” Jesús le dijo: “Ve. Tu fe te ha salvado.” Y al instante recobró la vista y le seguía glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al verlo, alabó a Dios.

 

Boletín del Domingo

Domingo de los 10 Leprosos

17 de enero - Domigo de los 10 leprosos - 12 de San Lucas
Boletín Dominical
Lectura del santo Evangelio según San Lucas (17: 12 - 19)
En aquel tiempo al entrar Jesús a una aldea, le
salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Siluan

Domingo Posterior a Epifanía

Domingo 10 de enero - Domingo posterior a Epifanía

 

Lectura del santo Evangelio según San Mateo (4:12-17)
En aquel tiempo, cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea; y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí, para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles; El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció.
Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado

 

Boletín del Domingo

Epifanía

Atención este miércoles 6

19:30 Hrs. Gran Fiesta de Epifanía - Bendición del Agua y luego el último Happy Hour de cierre de temporada hasta marzo.

Gran Fiesta de la Epifanía - 6 de enero - Especial

Presentación Gráfica  - Sentido de la Epifanía - Boletín de la Fiesta - Oración de la Preparación de la Fiesta - Oración de la Fiesta - Vísperas, Matutinos, Divina Liturgia - Oración de la Fiesta - Bendiciónn del Agua. - Música de la Epifanía. (Inglés y Griego) - Fondo de Escritorio.

Domingo Anterior a Epifanía

Domingo 3 de enero - Domingo anterior a la Fiesta de la Épifanía

 

Lectura del santo Evangelio según San Marcos (1:1-8)
Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Como está escrito en Isaías el profeta: He aquí yo envío a mi mensajero delante de tu faz, Que apareje tu camino delante de ti. Voz del que clama en el desierto: Aparejad el camino del Señor; Enderezad sus veredas.
Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo del arrepentimiento para remisión de pecados. Y salía a él toda la provincia de Judea, y los de Jerusalén; y eran todos, bautizados por él en el río de Jordán, confesando sus pecados. Y Juan andaba vestido de pelos de camello, y con un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y comía langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo: Viene tras mí el que es más poderoso que yo, al cual no soy digno de desatar encorvado la correa de sus zapatos. Yo a la verdad os he bautizado con agua; mas él os bautizará con Espíritu Santo.

Boletín del Domingo

 

Santos Inocentes - 28 de Diciembre

14,000 Santos Infantes fueron asesinados por el Rey Herodes en Belén. Cuando vino el tiempo de la Encarnación del Hijo de Dios y Su Nacimiento de la Santísima Virgen María, los Reyes Magos en el Este vieron una nueva estrella en los cielos, prediciendo así el Nacimiento del nuevo Rey. Ellos viajaron inmediatamente a Jerusalén para rendirle culto a al Niño, y la estrella les mostró el camino.
Habiéndole adorado, ellos no volvieron a Jerusalén donde Herodes, como él les había pedido, pero siendo advertidos por Dios en un sueño, ellos regresaron a su país por otro camino. Herodes comprendió finalmente que su esquema para encontrar al Niño no tendría el éxito, y él pidió que todos los niños dos años de edad y más pequeños en la zona de Belén y fueran asesinados. Él pensó que el Infante divino que él consideraba a un rival, estaría entre los niños muertos.
Así Los infantes asesinados llegaron a ser los primeros mártires por Cristo. La rabia de Herodes también cayó en Simeón el que “recibió a Dios” (3 de febrero), quién declaró ante todos en el Templo que el Mesías había nacido. Cuando el santo murió, Herodes no dio permiso para ser enterrado propiamente. Por las órdenes de Rey Herodes, el santo profeta y sacerdote Zacarías también fue asesinado, esto aconteció en Jerusalén entre el Templo y el altar (Mt. 23:35) porque él no delató el paradero de su hijo Juan, el Bautista de Jesucristo.
La ira de Dios cayó pronto en el propio Herodes: una condición horrible lo atacó y él se murió, comido por los gusanos mientras estaba aun vivo. Antes de su muerte, el rey impío asesinó a los sacerdotes principales y escribas de los judíos, y también a su hermano, y su hermana y su marido, y también a su propia esposa Miriam, y tres de sus hijos, y setenta hombres de sabiduría que era miembros del Sanedrín. Él comenzó esta carnicería para que el día de su muerte no fuera uno de regocijo, pero uno de luto.


Domingo Posterior a la Navidad

Domingo 27 de diciembre - San Esteban y Domingo posterior a la Navidad

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (2:13-23)
En aquel tiempo, cuando los magos se retiraron, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; y quédate allí hasta que yo te diga. Porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”. Él se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se retiró a Egipto; y estuvo allí hasta la muerte de Herodes (para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: De Egipto llamé a mi hijo). Entonces Herodes, al ver que había sido burlado, se enfureció terriblemente y envió a matar a todos los niños de Belén y de toda su comarca, de dos años para abajo, según el tiempo que había precisado por los magos. Entonces se cumplió el oráculo del profeta Jeremías: Un clamor se ha oído en Ramá, mucho llanto, lamento y gemido: Raquel llora a sus hijos y no quiere consolarse, porque ya no existen… Muerto Herodes, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: “Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y ponte en camino de la tierra de Israel; pues ya han muerto los que buscaban la vida del niño”. Él se levantó, tomó consigo al niño y a su madre, y entró en tierra de Israel. Pero, al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allí; y avisado en sueños, se retiró de Galilea y fue a vivir en una ciudad llamada Nazaret; para que se cumpliese el oráculo de los profetas: Será llamado Nazareno.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Siluan 

Oficios y Actividades por la Navidad
Página Especial de la Gran Fiesta de la Navidad
Jueves 24 - Divina Liturgia de la Navidad - 19:30 Hrs.
Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo (2:1-12)
Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:
Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo.
Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella; y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore. Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.
Boletín con lecturas

Domingo Anterior a Navidad

Domingo 20 de diciembre - Genealogía de Jesús

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (1:1-25)
Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac. Isaac engendró a Jacob. Jacob engendró a Judas y a sus hermanos.
Judas engendró de Tamar a Farés y a Zara. Farés engendró a Esrón. Esrón engendró a Arán. Arán engendró a Aminadab. Aminadab engendró a Naasón. Nassón engendró a Salmón. Salmón engendró de Rahab a Booz. Booz engendró de Rut a Obed. Obed engendró a Jesé. Jesé engendró al rey David. El rey David engendró a Salomón, de la que fue mujer de Urías. Salomón engendró a Roboam. Roboam engendró a Abías. Abías engendró a Asá. Asá engendró a Josafat. Josafat engendró a Joram. Joram engendró a Ozías. Ozías engendró a Joatam. LEA el resto del Evangelio y del Boletín aquí

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo 

San Ignacio de Antioquía

Domingo 20 de diciembre - San Ignacio de Antioquía

San Ignacio Deífero tiene una significación especial para nosotros porque el tenía un estrecho contacto con los apóstoles. Ellos le transmitían directamente la fe cristiana y el fue testigo del desarrollo de las primeras comunidades cristianas. En sus siete cartas el reproduce para nosotros la época de los apóstoles.

San Ignacio nació en Siria en los últimos años de la vida del Salvador. La leyenda cuenta que el fue el niño a quien el Señor alzo en sus brazos y dijo: "Os aseguro que si no os hacéis como niños, no entrareis en el reino de los cielos" (Mt.18:3). Lo llaman Deífero ("hombre que lleva a Dios") porque amaba tanto al Señor como si lo llevaba en su corazón. El fue discípulo del apóstol y evangelista Juan El Teólogo. De la misiva del San Ignacio a los pobladores de Esmirna, se ve que el fue muy allegado al apóstol Pedro y lo acompañaba en algunos de sus viajes apostólicos. Poco antes de la destrucción de Jerusalén en el año 72, falleció Evodio, uno de los primeros discípulos de Cristo y como su sucesor en la cátedra de Antioquía (capital de Siria) fue nombrado San Ignacio. LEA aquí el resto de su vida.

Powerpoint de su vida y obra - Presentación Gráfica

 

Cierre de Año- Instituto de Teología San Ignacio de Antioquía

El miércoles 16 de diciembre a las 19:30 Hrs. se realizó al acto de cierre de año académico y la entrega de diplomas y certificados del Instituto de Teología San Ignacio de Antioquía, la brillante presentación del Coro Ortodoxo de Santiago y de los nuevos cursos para el 2016.

Luego compartimos un coctel, para alegrarnos por los éxitos alcanzados por los numerosos alumnos que tomaron los distintos cursos y talleres.

Completas Mayores

Texto de las Completas Mayores en PDF

 El Significado de la Oración de Completas Mayores
La Oración de Completas Mayores nos recuerda en general el ocaso del sol de nuestra vida sobre esta tierra, y que el sueño (el dormir) es una muerte temporal y ejemplo de la muerte eterna. Nos recuerda que Cristo estuvo en el Hades salvando a los justos y a los santos que se encontraban a la espera de su presencia. El despertar y levantarnos por la mañana, y la sucesión de días y noches, también nos otorgan una prueba perceptible de nuestra fe en la resurrección de los muertos y de la vida venidera.
El oficio de Completas Mayores consiste de tres partes:
La primera parte comienza con las palabras del sacerdote, “Bendito sea Nuestro Dios,” etc., y sigue hasta el final de la Oración de San Basilio el Magno, “Oh Señor, Tú nos ha salvado de todas las saetas que vuelan de día…” En esta parte, el orante (el fiel), antes de ir a dormir, contempla los pensamientos, palabras y actos que él o ella ha hecho durante el día recién transcurrido, tal como está escrito por el Profeta David, “Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad,” (Salmo 4,4) y, “todas las noches inundo de llanto mi lecho, riego mi cama con mis lágrimas.” (Salmo 6,6)
Se da comienzo a la segunda parte con la oración, “Venid, adoremos,” (tres veces) y el Salmo 50 con lo que sigue a continuación, finalizándose con la Oración de San Mardario, “Oh Soberano Dios, Padre Todopoderoso”, indicando de esta manera cómo el ser humano se entrega a la Providencia Divina, tal como el Profeta David lo expresa en el Salmo 24,1, “A ti, Señor, elevo mi alma,” y en el Salmo 30,5: “ En tu mano encomiendo mi espíritu.”
La tercera parte de la oración de Completas Mayores se inicia con “Venid, adoremos, “ (tres veces), y el Salmo 69, “Acude, Dios, a librarme; apresúrate, Dios, a socorrerme,” y lo que sigue, hasta la oración que dice “Perdona, oh Señor, a los que nos odian…., “ de esta manera suplicando a Dios que no nos deje caer en pecado, que nos levante del sano sueño, caminando en la senda de Sus Mandamientos, tal como dice en el Salmo, “Mira, respóndeme, oh Señor, alumbra mis ojos, para que no duerma de muerte, Mira mi aflicción y mi trabajo y perdona todos mis pecados.” (Salmo 13,3; 25,18).
Se reza el oficio de Completas Mayores durante la Gan Cuaresma. A partir de esta oración, la Iglesia desarrollo el oficio de Completas Menores, que se reza durante el resto del año, antes de dormir.
Rezamos Completas antes de dormir, buscando el perdón de Dios por nuestras faltas, implorando Su gracia, bondad y misericordia, mostrando así nuestro arrepentimiento y contrición.

 

Semana Santa

 Acorde a la tradicional formula de la fecha de la Pascua de Resurrección, la Semana Santa va del Domingo de Ramos - 24 de Abril - al Domingo de la Resurrección 1° de Mayo

 

Oraciones de la Gran Cuaresma 2016

El Domingo 13 de marzo, comenzará la Gran Cuaresma 2016, con las Víspeas del Perdón a las 19:00 Hrs.

 

Oraciones de la Gran Cuaresma
Cada semana tenemos Tres oraciones a las 19:30 Hrs.
Asista y participe junto a su familia.

Lunes - Completas Mayores. - Oración de la Noche y Cena Comunitaria.

Miércoles - Divina Liturgia de Dones Presantificados. - Unción de los Enfermos y Curso de la Gran Cuaresma.
Viernes - Akathisto. - Alabanzas a la Santísima Virgen.

 

Domingo del Perdón

13 de marzo - Domigo del Juicio Final - Carnaval
Boletín Dominical
San Mateo[6:14-21]
Dijo el Señor: Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.
Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Homilía de Monseñor Siluan sobre este evangelio

Homilia de Monseñor Yazigy

Domingo del Juicio Final

6 de marzo - Domigo del Juicio Final - Carnaval
Boletín Dominical
San Mateo [25:31-46]
Dijo el Señor: Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.  LEA el resto en el boletín

Homilía de Monseñor Siluan sobre este evangelio

Homilia de Monseñor Yazigy

Domingo del Hijo Pródigo

Domingo 28 de febrero - Domingo del Hjo Pródigo

 

Lectura del santo Evangelio según San Lucas [15:11-32]
Dijo el Señor esta parábola: Un hombre tenía dos hijos; 12y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. 13No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. 14Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. 15Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. 16Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. 17Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. 20Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. 21Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. 22Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. 23Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 24porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse. 25Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas; 26y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. 27Él le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano. 28Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase. 29Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos. 30Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo. 31Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas. 32Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

 

Boletín del Domingo

Homilía de Monseñor Siluan sobre este evangelio

Homilia de Monseñor Yazigy

Fiesta de la Anunciación
Página Especial de la Fiesta
Calendario Litúrgico 2015 Calendario Litúrgico con lecturas dominicales, de la Epístola y Evangelio, además de la lectura de matutinos y otras fechas importantes.
Exposición

El Instituto de Teología Ortodoxa San Ignacio de Antioquía y  el Centro de Fe y Diálogo con el Arte y la Cultura de Santiago, invitan a usted a la muestra:

 

Los Misterios de la Vida de Cristo

Veinte artistas pintan los misterios del Rosario

 

La Inauguración se realizó el miércoles 9 de diciembre a las 19:30 horas, en la Iglesia Ortodoxa de la

Santísima Virgen María - Pedro de Valdivia 92, Providencia.

La muestra permanecerá abierta hasta el jueves 24 de diciembre.

Rector del Instituto de Teología - Padre Francisco

Coro Ortodoxo de Santiago

Padre Cox - Rector Santuario Nacional de Maipú

José Aldunate - Organizador

Cardenal Ricardo Ezzati

Numerosos Invitados

Feria de Navidad conSentido

 

La Defensoría de la Discapacidad nos invita a descubrir el verdadero sentido de la Navidad en esta Fería Navideña, en la cual se ofrecen productos y servicios realizados por personas en situación de discapacidad.
Hay comidas, delantales, objetos decorativos, masajes, y mucho más.
Venga hasta el 23 de diciembre a la esquina de Pedro de Valdivia con Nueva Providencia, al lado de la Iglesia, aporte y aprenda lo que es una Navidad con Sentido.
Domingo 11° de San Lucas

Domingo 13 de diciembre - La Gran Cena

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (14:16-24)
Dijo el señor esta parábola: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos. Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado. Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses. Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses. Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir. Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor.
Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos. Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar. Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa. Porque os digo que ninguno de aquel los hombres que fueron convidados, gustará mi cena.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo 

Domingo 10° de San Lucas

Domingo 6 de diciembre - La Mujer Encorvada

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (13:10-17)


En aquel tiempo, enseñaba Jesús en una sinagoga en sábado, y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada y en ninguna manera se podía enderezar. Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. Puso las manos sobre ella, y ella se enderezó al momento y glorificaba a Dios. Pero el alto dignatario de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiera sanado en sábado, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en estos, pues, venid y sed sanados, y no en sábado. Entonces el Señor le respondió y dijo: ¡Hipócrita!, ¿no desatáis vosotros vuestro buey o vuestro asno del pesebre y lo lleváis a beber en sábado? Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en sábado? Al decir él estas cosas, se avergonzaban todos sus adversarios; pero todo el pueblo se regocijaba por todas las cosas gloriosas hechas por él.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

San Nicolás
Domingo 6 de diciembre

San Nicolás (+330)

Presentación Gráfica - Iconografía - Biografía -

Podcast - Wallpaper

Himno de San Nicolás

La verdad de tus obras te mostró ante tu grey como canon de la fe, ejemplo de virtud, maestro de abstinencia; así como por la humildad obtuviste las alturas y por la pobreza las riquezas, oh Padre y Jerarca Nicolás, ruega a Cristo Dios que salve nuestras almas.

 

San Nicolás el Taumaturgo, es un Santo muy venerado por los cristianos ortodoxos. El por su amor y su entrega al Señor recibió  la gracia de ayudarnos rápidamente con el poder del Espíritu Santo  en los  momentos mas difíciles.

Domingo 13 de San Lucas

Domingo 29 de noviembre - El Jóven Rico

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas  (18:18-27)
En aquel tiempo un dignatario le preguntó, diciendo: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo Dios. Los mandamientos sabes: “No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre.” Él dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. Al oír esto, Jesús le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste porque era muy rico. Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! Porque es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios. Los que oyeron esto dijeron: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Ayuno de la Navidad

El Domingo 15 de noviembre coienza el Ayuno de la Navidad, son 40 días de preparación para la llegada de Cristo a nuestras vidas.

Este tiempo es de austeridad y tranquilidad.

Para ayudarlos a entenderlo les dejo unos textos sobre esta época del año.

 

Los Oficios durante el tiempo de Navidad

El Ciclo de la Navidad

Boletín Especial con las Lecturas del Adviento

Domingo 8 de San Lucas

Domingo 15 de noviembre - El Buen Samaritano

 

Lectura del Santo Evangelio según San San Lucas (10:25-37)

En aquel tiempo un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna? El le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees? Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás. Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto. Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo. Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese. ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? El dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Happy Hour

Con gran Éxito se desarrollo el primer Happy Hour Ortodoxo de nuestra Parroquia.
Fue el miércoles 7, después de la Divina Liturgia, con gran asistencia de fieles, compartimos hasta las 12:00, nos conocimos más y fue un grato momento en comunidad.
El próximo será el miércoles 4 de noviembre.
Y el último del año el 2 de diciembre.

 

Iconografía

 

 Historia

 

Fondo de Escritorio

 

Textos litúrgicos

 

Otras explicaciones

 

Presentación Gráfica

La Gran Fiesta de la ENTRADA AL TEMPLO de la Santísima Virgen María -21 de noviembre

En Galilea vivía un descendiente del rey David, San Joaquín, con su esposa la Santa Ana.  Ambos eran devotos y conocidos por su humildad y su misericordia.  Alcanzaron la vejez sin tener hijos.  Esto los apenaba mucho.  A pesar de su avanzada edad no cesaban de pedirle al Señor que les enviara Su bendición de tener un niño e hicieron la promesa de consagrarlo al servicio de Dios si se les concedía esa gracia ya que el no tener hijos y así  no poder tener la gracia de  ser descendiente de Mesías era considerado como un castigo de Dios por pecados cometidos. Por ello a San Joaquín, se  le  hacía  muy   difícil   aceptar  la  falta  de  hijos  porque  según   las profecías, Cristo el Mesías, pertenecería a la casa de David a la que él pertenecía.  Por su paciencia y su fe, Dios les otorgó una gran alegría, engendraron una hija. La llamaron María que significa, Señora, doncella, princesa.

 Cuando María cumplió tres años, sus piadosos padres se prepararon a cumplir su promesa, la llevaron al Templo de Jerusalén para consagrarla a Dios y el Sumo sacerdote Zacarías por iluminación divina la entrego en el Santo de los Santos la parte del Templo que pondría entrar el Sumo sacerdote una vez al año ya que todo lo que el Antiguo Testamento habla fue  una prefiguración del Mesías de la llegada del Señor nacido de una Virgen. María vivió y creció en el templo.  Allí, junto con otras niñas, estudiaba las Sagradas Escrituras, rezaba y realizaba tareas manuales.  La Santísima Virgen vivió allí doce años y creció con una profunda devoción y obediencia a Dios. Deseando servir solamente a Dios, hizo la promesa de no contraer matrimonio y entregarse al Señor. Sus padres no vivieron mucho tiempo y  Maria quedó huérfana. Cuando cumplió la edad que según la ley no podía permanecer mas en el templo y se vio en la necesidad de casarse.  El Sumo Sacerdote conociendo  su promesa  y  para no violar la ley de matrimonio, la desposó formalmente con su pariente lejano, San José, el anciano viudo quien se comprometió a cuidarla. El vivía en Nazaret y  pertenecía en la casa del Rey y Profeta David.  No era  rico y trabajaba como carpintero.  De su primer matrimonio con Salome, San José tuvo cuatro hijos, San Judas Tadeo, Ocías, Simón y Santiago, quienes se mencionan en los Evangelios como hermanos de Jesús.  La Divina Providencia así  protege la Virgen Madre y al Niño Jesús de la Ley que decía que una mujer soltera embarazada  debería ser apedreada.  La Santísima Virgen María llevó en la casa de José la misma vida humilde que había tenido antes. Según los Santos Padres, la Virgen, es la humanidad y creación misma que realiza su vocación de traer al mundo a su Creador para ser desposada por El y unida a El sin confusión. “Queriendo crear una imagen de la belleza absoluta y manifestar claramente a los ángeles y a los hombres la potencia de Su arte, Dios ha hecho verdaderamente a María totalmente bella. El ha reunido en Ella las bellezas parciales que El ha distribuido a las otras criaturas y la ha hecho como el común ornamento de todos los seres visibles e invisibles; o mejor, ha hecho de ella como una mezcla de todas las perfecciones divinas, angélicas y humanas, una belleza sublime embelleciendo los dos mundos, elevándose de la tierra hasta el cielo y sobrepasando incluso este último” (San Gregorio Palamás) Lo que Dios realiza en María, de una manera única y perfecta,  desea  realizarlo para todos los hombres. Es decir que cada fiel debe ser una pequeña iglesia,  templo de Cristo,  icono de la Madre de Dios.  Cada uno es llamado a seguir a aquella que es la santidad personalizada.

Iglesia Ortodoxa de la Santísima Virgen María

Reunión de Consejo Parroquial

Jueves 19 - Reunión de Consejo Parroquial

 

El día 19 de noviembre se llevó a cabo la cuarta reunión de Consejo Parroquial. Rogamos al Señor que los ilumine y los guíe para que puedan seguir desarrollando proyectos que puedan ayudar a personas de nuestra comunidad.

Se tomaron importantes decisiones en un ambiente de alegría y hermandad.


Domingo 9 de San Lucas

Domingo 22 de noviembre - El Rico Necio

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (12:16-21)

Dijo el señor esta parábola: La heredad de un hombre rico había producido mucho. Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde almacenar mis frutos? Y dijo: Esto haré: demoleré mis graneros, y edificaré otros mayores, y allí almacenaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes almacenados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; las cosas que preparaste, ¿para quién serán?. Así es el que atesora riquezas para sí, y no se enriquece para con Dios. Y cuando dijo esto clamó: El que tiene oídos para oír, que oiga.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

San Juan Crisóstomo

13 de noviembre San Juan Crisóstomo

El más grande y amado entre todos los oradores cristianos, San Juan Crisóstomo, nació en Antioquia entre los años 344-347; provenía de una noble familia, Secundo, funcionario civil en la administración militar de Siria, quien muere poco tiempo después del nacimiento de Juan; y Anthusa, una excelente mujer y una cristiana ejemplar, viuda a la edad de veinte años, quien se hizo cargo de la educación piadosa y esmerada de su hijo, así como de su primera hija. Juan recibió su enseñanza literaria del filósofo Anthragathius y de Livanio, el sofista, quien fuera el más grande maestro de la escuela retórica griega en aquel tiempo. Livanio era pagano, y cuando le preguntaron antes de su muerte a quien consideraba su mejor sucesor, contestó: "Por supuesto a Juan, si los cristianos no lo hubiesen separado de nosotros"

Lea aquí el resto de su biografía

Domingo 7 de San Lucas

Domingo 8 de noviembre - La Sanación de la mujer con flujo de sangre y de la hija de Jairo.

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (8:41-56)
En aquel tiempo vino a Jesús un varón llamado Jairo, que era jefe de la sinagoga, y cayéndose a los pies de Jesús, le rogaba que entrase en su casa; porque tenía una hija única, como de doce años, que se estaba muriendo. Mientras iba, las multitudes le sofocaban. Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser sanada, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre. Entonces Jesús dijo: ¿Quién me ha tocado? Y negando todos, dijo Pedro y los que con él estaban: Maestro, las multitudes te aprietan y oprimen, y dices: ¿Quién me ha tocado? Pero Jesús dijo: Alguien me ha tocado; porque yo he conocido que ha salido poder de mí. Entonces, cuando la mujer vio que no había quedado oculta, vino temblando, y postrándose a él, le declaró delante de todo el pueblo por qué causa le había tocado, y cómo al instante había sido sanada. Y él le dijo: Animo hija, tu fe te ha salvado; ve en paz. Estaba hablando aún, cuando vino uno de casa del jefe de la sinagoga a decirle: Tu hija ha muerto; no molestes más al Maestro. Oyéndolo Jesús, le respondió diciendo: No temas; cree solamente, y será salvada. Entrando en la casa, no dejó entrar a nadie, sino a Pedro, a Santiago, a Juan, y al padre y a la madre de la niña. Y lloraban todos y hacían lamentación por ella. Pero él dijo: No lloréis; no ha muerto, sino que está dormida. Y se burlaban de él, sabiendo que estaba muerta. Mas él, cuando sacó a todos afuera, tomándola de la mano, clamó diciendo: Muchacha, levántate. Entonces su espíritu volvió, e inmediatamente se levantó; y él mandó que se le diese de comer. Y sus padres estaban atónitos; pero Jesús les mandó que a nadie dijesen lo que había sucedido.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo 5 de San Lucas

Domingo 1 de noviembre - El rico y el pobre llamado Lázaro

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (16:19-31)

Dijo el Señor: Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y
de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un pobre llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, deseaba hartarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el pobre, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, apiadaté de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también los males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, un gran abismo está puesto entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo 6 de San Lucas

Domingo 25 de octubre - El Endemoniado de Gádara

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 8:27-39


En aquel tiempo, al llegar Jesús a la tierra de los gadarenos, vino a su encuentro un hombre de la ciudad, poseído por los demonios desde hacía mucho tiempo; y no vestía ropa, ni moraba en casa, sino en los sepulcros. Al ver a Jesús, lanzó un gran grito, y postrándose a sus pies exclamó a gran voz: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te ruego que no me atormentes. - Porque mandaba al espíritu inmundo que saliese del hombre, pues hacía mucho tiempo que se había apoderado de él; y le ataban con cadenas y grillos para custodiarle, pues rompiendo las cadenas, era impelido por el demonio a los desiertos. - Y le preguntó Jesús, diciendo: ¿Cuál es tu nombre? Y él dijo: Legión. Porque muchos demonios habían entrado en él. Y le rogaba que no los mandase ir al abismo. Había allí un hato de muchos cerdos que pacían en el monte; y le rogaron que les permitiera entrar en ellos; y se los permitió. Y los demonios, salidos del hombre, entraron en los cerdos; y el hato se precipitó por un despeñadero al lago, y se ahogó. Viendo los porqueros lo que había pasado, huyeron y lo contaron por la ciudad y por los campos. Y salieron a ver lo que había sucedido; y vinieron a Jesús, y hallaron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio; y tuvieron miedo. Y los que lo habían visto, les contaron cómo había sido salvado el endemoniado. Entonces toda la multitud de la región alrededor de los gadarenos le rogó que se marchase de ellos, pues tenían gran temor. Y Jesús, entrando en la barca, se volvió. Y el hombre de quien habían salido los demonios le rogaba que le dejase estar con él; pero Jesús le despidió, diciendo: Vuélvete a tu casa, y cuenta cuán grandes cosas ha hecho Dios contigo. Y él se fue, publicando por toda la ciudad cuán grandes cosas había hecho Jesús con él.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo de San Lucas

Domingo 18 de octubre - San Lucas el Evangelista

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 10:16-21

 

Dijo el Señor: El que a vosotros oye, a mí me oye; y el que a vosotros desecha, a mí me desecha; y el que me desecha a mí, desecha al que me envió. Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos. En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Domingo de los Padres del VII Concilio Ecuménico

Domingo 11 de octubre - Domingo de los Santos Padres del VII Concilio Ecuménico

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 8:5-15
Dijo el Señor esta parábola: El sembrador salió a sembrar su
semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron. Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto a ciento por uno. Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga. Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Qué significa esta parábola? Y él dijo: A vosotros os es dado conocer los misterios del reino de Dios; pero a los otros por parábolas, para que viendo no vean, y oyendo no entiendan. Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan. La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto. Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Segundo Domingo de Lucas

Domingo 4 de octubre - 2° Domingo de San Lucas

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 6:31-36
Dijo el Señor: Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo. Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto. Mas bien, amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será grande vuestra recompensa, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos. Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Primer Domingo de Lucas

Domingo 27 de septiembre - 1° Domingo de San Lucas

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 5:1-11
En aquel tiempo, aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le pidió que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a las multitudes. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche nos hemos cansado, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Al verlo Simón Pedro, cayó a las rodillas de Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos con él estaban, a causa de los peces que habían pescado. Y asimismo de Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres. Y cuando llevaron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.

 

Boletín del Domingo

Masacre de Sabra y Chatila
septiembre de 1982

Domingo 20 conmemoramos a las miles de víctimas Palestinas de la Masacre de Sabra y Chatila.

Realizamos un sentido oficio en memoria de las miles de víctimas civiles caidas en los campos de refugiados palestinos en 1982.

Rogamos a Dios por su descanso eterno.

Domingo posterior a la Santa Cruz

Domingo 20 de septiembre - Domingo posterior a la Santa Cruz

Lectura del Santo Evangelio según San Marcos (8:34 al 9:1)


Dijo el Señor: Quien quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿Qué recompensa dará el hombre a cambio de su alma? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
También les dijo: En verdad os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder.

 

Boletín del Domingo

Exaltación de la Santa Cruz

Domingo 13 de septiembre - Exaltación de la Santa Cruz

Lectura del Santo Evangelio según San Lectura del Santo Evangelio según San Juan
(19:6-11y13-20y25-28(a)y30-35)

En aquel tiempo los sacerdotes y sus ministros planificaron como matar a Jesú. Entonces llegaron a Pilatos, alzaron el grito, diciendo: ¡Crucifícale, crucifícale! Les dijo Pilatos: Tomadle allá vosotros y crucificadle, que yo no hallo en él crimen. Le respondieron los judíos: Nosotros tenemos una ley, y según esta ley debe morir, porque se ha hecho Hijo de Dios. Cuando Pilatos oyó esta acusación, se llenó más de temor. Y volviendo a entrar en el pretorio, dijo a Jesús: ¿De dónde eres tú*? Mas Jesús no le respondió palabra. Por lo que Pilatos le dice: ¿A mí no me hablas?; pues ¿no sabes que está en mi mano el crucificarte, y en mi mano está el soltarte? Respondió Jesús: No tendrías poder alguno sobre mí, si no te fuera dado de arriba. Pilatos oyendo estas palabras, sacó a Jesús afuera; y se sentó en su tribunal en el lugar dicho en griego Litóstrotos, y en hebreo Gábbata.
Era entonces el día de la preparación, o el viernes, de Pascua, cerca del mediodía, y dijo a los judíos: ¡Aquí tenéis a vuestro rey! Ellos gritaban: ¡Quita, quítale de en medio, crucifícale! Les dijo Pilatos: ¿A vuestro rey tengo yo de crucificar? Respondieron los sacerdotes: No tenemos rey, sino a César.
Lea el resto en el boletín

 

Boletín del Domingo

Textos Litúrgicos

Boletín con Lecturas

Explicación de la Fiesta en Web

Breve Explicación.

Fondo de Escritorio

Powerpoint de la clase

Documentos anexos de la clase

 

Especial de la Fiesta

Nuevos Hermanos en la Fe Ortodoxa

 

Miércoles 9 de septiembre - Divina Liturgia

En la celebración de la Divina Liturgia se realizó la Crismación de 4 nuevos hermanos en la Fe, Verónica Marambio, Rafael Montes, Daniel Abdul-Mesih y Bárbara Bishara, nos alegramos profundamente por ello, y rogamos a Dios los colme de bendiciones.

Damos gracias a Dios por la participación del Padre Dusan y su maravillosa comunidad, del coro de la Iglesia Ortodoxa Rusa, de nuestro coro, acólitos, y de las decenas de fieles que asistieron.

La cena de celebración fue muy familiar, como deben ser las cosas en la Iglesia.
La Natividad de la Santísima Virgen María

Domingo 6 de septiembre -

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (10:38-42 y11:27-28)

En aquellos tiempos, Jesús entró en cierta aldea, donde una mujer, por nombre Marta, lo hospedó en su casa. Tenía ésta una hermana llamada María, la cual sentada también a los pies del Señor estaba escuchando su palabra. Mientras tanto Marta andaba muy afanada en disponer todo lo que era menester, por lo cual se presentó a Jesús y dijo: Señor, ¿no reparas que mi hermana me ha dejado sola en las faenas de la casa? Dile, pues, que me ayude. Pero el Señor le dio estas respuestas: Marta, Marta, tú te afanas y acongojas en muchísimas cosas; y a la verdad que una sola cosa es necesaria. María ha escogido la mejor suerte, de que jamás será privada. Estando diciendo estas cosas, he aquí que una mujer, levantando la voz de en medio del pueblo, exclamó: Bienaventurado el vientre que te llevó, y los pechos que te alimentaron. Pero Jesús respondió: Bienaventurados más bien los que escuchan la palabra de Dios, y la ponen en práctica.

 

Boletín del Domingo

Especial de la Fiesta

Elecciones del Consejo Parroquial

El Domingo 30 después de la Divina Liturgia, se eligió entre 86 votantes el Consejo Parroquial 2015-2017. Rogamos a Dios les conceda sabiduría y paz en su trabajo por la Santa Iglesia.

GABRIEL SALVADOR : Presidente
JORGE FARAH : Vice-Presidente
RICARDO AGUAD : Vice-Presidente
JAIME SUEZ : Tesorero
ELIAS JADUE : Pro-Tesorero
CLAUDIO PINTO : Secretario
PATRICIO IBARRA : Pro-Secretario
JOSE ELÍAS : Consejero
GERARDO ZENTENO : Director
JORGE CHAHUÁN : Director
JOSÉ KLARIÁN : Director
MIGUEL DIAZ : Director
MIGUEL MILAD : Director
IGOR SILAYEU : Director
MAURICIO ZEIDÁN : Director

13° Domingo de San Mateo

Domingo 30 de agosto - La Viña y los malos trabajadores.

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (21: 33-42)

Dijo el Señor esta parábola: Hubo un hombre, padre de familia, el cual plantó una viña, la cercó de vallado, cavó en ella un lagar, edificó una torre, y la arrendó a unos labradores, y se fue lejos. Y cuando se acercó el tiempo de los frutos, envió sus siervos a los labradores, para que recibiesen sus frutos. Mas los labradores, tomando a los siervos, a uno golpearon, a otro mataron, y a otro apedrearon. Envió de nuevo otros siervos, más que los primeros; e hicieron con ellos de la misma manera. Finalmente les envió su hijo, diciendo: Tendrán respeto a mi hijo. Mas los labradores, cuando vieron al hijo, dijeron entre sí: Este es el heredero; venid, matémosle, y apoderémonos de su heredad. Y tomándole, le echaron fuera de la viña, y le mataron. Cuando venga, pues, el señor de la viña, ¿qué hará a aquellos labradores? Le dijeron: A los malos destruirá sin misericordia, y arrendará su viña a otros labradores, que le paguen el fruto a su tiempo. Jesús les dijo: ¿Nunca leísteis en las Escrituras: La piedra que desecharon los edificadores, Ha venido a ser cabeza del ángulo. El Señor ha hecho esto, Y es cosa maravillosa a nuestros ojos?

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo del Padre Lev

12° Domingo de San Mateo

Domingo 23 de agosto - Los Ricos y el Reino de los Cielos.

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (19: 16 - 26)

En aquel tiempo, se acerco a Jesús uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.
Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta?
Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchos bienes.
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: En verdad os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. También os digo, es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de los Cielos.
Al oír esto, sus discípulos, se asombraron mucho, diciendo: ¿Quién pues podrá salvarse? Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.

 

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

11° Domingo de San Mateo

Domingo 16 de agosto - La Deuda de los 10.000 talentos

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo(18: 23 - 35)

Dijo el Señor esta parábola: Por lo cual el reino de los cielos es
semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos.
Al empezar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, ordenó el señor que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que se le pagase. Entonces aquel siervo, postrado, dijo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le liberó y le perdonó la deuda.
Al salir aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y agarrándole, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes. Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré. Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.
Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron a contarle a su señor todo lo que había pasado. Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? Entonces su señor, encolerizado, le entregó a los torturadores, hasta que pagase todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

San Máximo el Confesor - 13 de Agosto

El divino Máximo, que era de Constantinopla, nació en una familia ilustre. Él era un amante de la sabiduría y un teólogo eminente. Al principio, él era el secretario privado principal del Emperador Heracleo y su nieto Constancio. Pero cuando la herejía de los Monotelitas fue predominante en la corte real, además del aborrecimiento a este error el San partió al Monasterio a Chrysopolis (Scutari) del que llegó a ser el abad tiempo después. Cuando Constancio intentó reprimirlo y que aceptara el Monotelismo, o parar de hablar y escribir contra él - nada de lo que el Santo aceptó hacer - su lengua fue cortada y su mano derecha amputada, y le enviaron al destierro dónde él reposó en 662. En el momento sólo él y sus pocos discípulos eran Ortodoxos en el Este. (Lea aquí otra biografía más extensa) Boletín con las lecturas.

Apolytikion de Máximo el Confesor - Tono 8
Tu eres el guía de la ortodoxia, profesor de la piedad y la modestia, una luminaria del mundo, el orgullo de los monásticos inspirado por Dios. O sabio Maximos, has iluminado a todos por sus enseñanzas. Eres el arpa del Espíritu. Intercede ante Cristo nuestro Dios para la salvación de nuestras almas.

Comunicado de la Reunión del Santo Sínodo del Patriarcado de Antiquía

Al concluir las sesiones de la Quinta Reunión del Santo Sinodo de Antioquía, reunida bajo la presidencia de Su Beatitud el Patriarca JUAN X, del 23 al 26 de junio pasado, la secretaría del Sínodo emitió un comunicado, cuya traducción compartimos a continuación:
Al inicio, todos los padres del Sínodo presentaron sus informes sobre el trabajo pastoral en sus respectivas arquidiócesis, y se detuvieron en los esfuerzos de los pastores en la edificación de los fieles sobre la roca de la fe. También bendijeron las actividades de los fieles, especialmente de los jóvenes, en el campo misionero, educativo, social y mediático, difundiendo la palabra de Dios y dando testimonio del Señor resucitado de entre los muertos por la salvación del mundo.

Lea toda la declaración aquí - Gracias a la Iglesia de Argentina

Queridos Feligreses y Amigos: Les informamos que durante este segundo semestre nuestro Instituto de Teología Ortodoxa ofrecerá las siguientes clases:

Taller de Reflexión sobre la Espiritualidad Ortodoxa
Todos los martes desde el 1° de septiembre - 19:30-21:00 hrs. - 12 Clases - Valor semestral: $50.000
Dirigido por el Padre Francisco Salvador: El objetivo del curso es lidiar con la ansiedad y tentaciones del mundo actual, encontrar a Dios en lo cotidiano, y vivir con Paz en nuestro corazón.

Introducción a la Biblia
Todos los miércoles desde el 2 de septiembre - 20:45-21:30 hrs. - 12 clases - Curso gratuito.
Aprenderemos cada semana, con ejerciciós prácticos y didácticos, como leer el libro más importante de toda la historia.
 

Introducción a la Iglesia Ortodoxa
Todos los jueves desde el 3 de septiembre - 19:30-21:00 hrs. - 12 clases - Valor semestral: $50.000.
Curso esencial para todos quienes quieren ser parte de la Iglesia Ortodoxa, en 3 mese sabrán todo lo básico sobre la historia, sacramentos y sentido de nuestra Fe. Con los profesores Helena Rojas y Patricio Ibarra.

Iconografía
Todos los viernes desde las 18:00 y sábados desde las 16:00
Valor mensual: $30.000 (materiales incluidos).

Ven a aprender sobre la Iglesia Ortodoxa. Ven a ser parte del Instituto de Teología Ortodoxa San Ignacio de Antioquía. ¡Te esperamos! Son cursos abiertos a todo público. Consulte por facilidades de pago y becas.
Para mayores consultas, pueden escribirnos a: info@corpsanignacio.com
www.corpsanignacio.com - 225175996

Gran Fiesta de la Transfiguración

 6 de agosto

Tropario de la Fiesta de la Transfiguración - Tono VII
Cuando te transfiguraste, oh Cristo Dios, en el Monte Tabor, revelaste Tu gloria a tus discípulos según la pudieron captar. Haz resplandecer sobre nosotros pecadores tu luz eterna, por la intercesión de la Madre de Dios, Tú que concedes la luz, gloria a Tí.

 

Explicación de la Fiesta de la transfiguración - Padre Hopko

Explicación de la Fiesta de la transfiguración - Obispo Alejandro (Mileant)

Iconografía

Fondo de escritorio

 Lecturas Bíblicas.

Himnos para Vísperas, Matutinos y Divina Liturgia.

10° Domingo de San Mateo

Domingo 9 de agosto - Sanación del Lunático

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (17: 14-23)

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un hombre que se arrodilló delante de él, diciendo: Señor, ten piedad de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua. Y lo he llevado a tus discípulos, pero no le han podido sanar.
Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá. Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora. Viniendo entonces los discípulos a Jesús, en privado, dijeronle : ¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo? Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque en verdad os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Trasládate de aquí allá, y se trasladará; y nada os será imposible. Pero esta clase de demonio no sale sino con oración y ayuno. Mientras andaban juntos por Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de los hombres, y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron mucho.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

9° Domingo de San Mateo

Domingo 2 de agosto - Cristo Camina sobre el Agua

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo(14: 22-34)
En aquel tiempo, Jesús obligó a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a las multitudes. Despedidas las multitudes, subió al monte para orar a solas; al anochecer, estaba él allí solo. Entretanto, la barca se había alejado ya muchos estadios de la ribera y se encontraba combatida por las olas, pues el viento era contrario. Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos caminando sobre el mar. Y los discípulos, viéndole caminar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y de miedo gritaron. Pero al instante Jesús les habló, diciendo: ¡Animaos; yo soy, no temáis! Pedro le respondió, diciendo: Señor, si eres tú, mándame ir sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, caminaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, temió; y comenzando a hundirse, gritó, diciendo: ¡Señor, sálvame! Al instante Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Y cuando ellos entraron en la barca, se calmó el viento. Entonces los que estaban en la barca vinieron y se prosternaron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios. Y habiendo atravesado, llegaron a tierra de Genesaret.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de Monseñor Pablo

Ya se inició el
Taller de monitores en Seguriodad Social y Discapacidad
30 de julio de 2015

8° Domingo de San Mateo

Domingo 26 de julio - La Multiplicación de los Panes y los Peces

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (14: 14 - 22)
En aquel tiempo, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos. Cuando anochecía, se acercaron a él sus discípulos, diciendo: El lugar es desierto, y la hora ya pasada; despide a la multitud, para que vayan por las aldeas y compren de comer.
Jesús les dijo: No tienen necesidad de irse; dadles vosotros de comer.
Y ellos dijeron: No tenemos aquí sino cinco panes y dos peces. El les dijo: Traédmelos acá. Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud. Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas.
Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños. En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo del Padre Francisco.


Santa María Magdalena - 22 de Julio - Lea su vida aquí

Himno en Tono I

Guardando Sus mandamientos y leyes santas, oh Santa María Magdalena, seguiste a Cristo quien por nuestra causa nació de la Virgen, Y celebrando tu santa memoria hoy, ¡Nosotros recibimos el perdón de nuestros pecados y transgresiones por tus oraciones!

22 de julio 19:30 Hrs. Divina Liturgia en conmemoración de Santa María Magdalena y luego a las 20:30 Clase de la vida de esta importate santa.

Domingo de los Santos Padres del IV Concilio Ecuménico

Domingo 19 de julio - Padres del IV Concilio Ecuménico

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (5:14-19)
Dijo el Señor a sus discípulos: Vosotros sois la luz del mundo; no puede ocultarse una ciudad situada sobre un monte. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir. Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una i ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que falte uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo de los Santos Padres.

Columna de Opinión

¿Chile un país progresista ? ¿Qué está Pasando?

 

Chile está desmoronándose, no por la situación económica o la crisis de credibilidad en las instituciones políticas o sociales, que ya sería suficientemente grave, tampoco por la corrupción generalizada, o la codicia contagiosa.

 

Chile se está desmoronando porque en el mismo año se están produciendo las uniones civiles de parejas homosexuales, antesala del matrimonio “Igualitario” una aberración a los ojos de Dios, adopción de niños a estas mismas parejas, legalización de la marihuana, aborto “terapéutico”, y todo esto queda encubierto bajo el triunfo “histórico” en la Copa América.

 

Todo lo que está aconteciendo es obra del mal, y se lo que dirán, retrogrado, homofóbico, poco tolerante, etc. Pero nuestras creencias son la mayor manifestación de amor, ya que si creo que alguien esta haciendo algo mal y se está autodestruyendo es mi deber el hacer algo.

 

Chile es un país que progresa, sí, pero hacia su destrucción, hacia el mal, hacia la decadencia, hacia la promiscuidad y la lujuria, hacia la muerte.

Ruego a Dios por Chile en estos difíciles momentos.

 

Padre Francisco Salvador.

6° Domingo de San Mateo

Domingo 12 de julio - Sanación del Paralítico

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (9:1-8)
En aquel tiempo, Jesús subió a la barca, pasó a la otra orilla y vino a su ciudad. Y sucedió que le trajeron un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: “¡Ten confianza, hijo! Tus pecados te son perdonados”. Pero he aquí que algunos escribas dijeron para sí mismos: “Éste está blasfemando”. Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: “¿Por qué piensan mal en sus corazones? ¿Qué es más fácil decir: “Tus pecados te son perdonados”, o decir: “Levántate y anda”? Pues para que sepan que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados -dice al mismo tiempo al paralítico-: levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”. Él se levantó y se fue a su casa. Y al ver esto, la gente quedó admirada y glorificó a Dios, que había dado tal poder a los hombres.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

5° Domingo de San Mateo

Domingo 5 de julio - Gadarenos Endemoniados

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo(8:28-34 y 9:1)
En aquel tiempo, cuando llegó Jesús a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino. Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo? Estaba paciendo lejos de ellos un hato de muchos cerdos. Y los demonios le rogaron diciendo: Si nos echas fuera, permítenos ir a aquel hato de cerdos. El les dijo: Id. Y ellos salieron, y se fueron a aquel hato de cerdos; y he aquí, todo el hato de cerdos se precipitó en el mar por un despeñadero, y perecieron en las aguas. Y los que los apacentaban huyeron, y viniendo a la ciudad, contaron todas las cosas, y lo que había pasado con los endemoniados. Y toda la ciudad salió al encuentro de Jesús; y cuando le vieron, le rogaron que se fuera de sus contornos.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

San Pedro y San Pablo

Domingo 28 de junio - Santos Apóstoles Pedro y Pablo

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo[16:13-19]
Al llegar Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo:—¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre? Ellos dijeron:—Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas. Él les preguntó: —Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: —Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús:—Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no la dominarán. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos: todo lo que ates en la tierra será atado en los cielos, y todo lo que desates en la tierra será desatado en los cielos. Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijeran que él era Jesús, el Cristo.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Este mártes 23 y el 30 a las 19:30 Hrs. Explicaremos en el curso de sacramentos uno de los más importantes, el Sacramento del AMOR - El Matrimonio. Ven.
3° Domingo de Mateo

Domingo 21 de junio - La lámpara del cuerpo es el ojo

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo[6:22-33]
Dijo el Señor: La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Boletín del Domingo

2° Domingo de Mateo

Domingo 14 de junio - Pescadores de Hombres

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo[4:18-23]

En aquel tiempo mientras caminaba Jesús por la ribera del mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, echando al mar una red; pues eran pescadores, y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron.
Avanzando de allí, vio a otros dos hermanos, Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con Zebedeo su padre, que remendaban sus redes; y los llamó. Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron.
Recorría Jesús toda Galilea, enseñando en sus sinagogas, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de Todos los Santos

Domingo 7 de junio - Todos los Santos

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo [10: 32-33, 37- 38 y 19: 27-30]
Dijo el Señor a sus discípulos, cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.
El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.
Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos? Y Jesús les dijo: En verdad os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. Pero muchos primeros serán últimos, y últimos, primeros.
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de Pentecostés

Domingo 31 de Mayo - PENTECOSTÉS

Lectura del Santo Evangelio según San Juan [7: 37- 52 y 8:12]
En el último y gran día de la fiesta, Jesús se levanto y grito, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su seno correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyeran en él; porque aún no había Espíritu, pues todavía Jesús no había sido glorificado. Entonces muchos de la multitud, oyendo estas palabras, decían: Verdaderamente éste es el profeta. Otros decían: Este es el Cristo. Pero otros decían: ¿De Galilea ha de venir el Cristo? ¿No dice la Escritura que del linaje de David, y de la aldea de Belén, de donde era David, ha de venir el Cristo? Hubo entonces disensión entre la gente a causa de él. Y algunos de ellos querían prenderle; pero ninguno echó las manos sobre él. Los guardias vinieron a los pontífices y a los fariseos; y éstos les dijeron: ¿Por qué no le habéis traído? Los guardias respondieron: ¡Jamás un hombre ha hablado como habla ese hombre! Entonces los fariseos les respondieron: ¿También vosotros habéis sido engañados? ¿Acaso ha creído en él alguno de los gobernantes, o de los fariseos? Mas esta gente que no sabe la ley, maldita es. Les dijo Nicodemo, el que vino a él de noche, el cual era uno de ellos: ¿Acaso Juzga nuestra ley a un hombre si primero no le oye, y conoce lo que ha hecho? Respondieron y le dijeron: ¿Acaso también eres tú de Galilea? Indaga y ve que de Galilea nunca se ha levantado profeta. Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no caminará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

           

Oración de Pentecostés Boletín y Lecturas Bíblicas de Pentecostés Especial de Pentecostés
Especial de Pentecostés, con trabajo para toda la Familia Presentación Gráfica de Pentecostés Explicación Breve de Pentecosté Explicación Amplia de Pentecostés

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de los Santos Padres del Primer Concilio Ecuménico

Domingo 24 de Mayo - San Simeón el Estilita

Lectura del Santo Evangelio según San Juan [17: 1 - 13]
En aquel tiempo levantó Jesús sus ojos al cielo y dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti; como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.
Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.
Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese. Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra.
Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste. Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

¡¡¡Por Muchos Años!!!

El miércoles 24 de junio se celebró el 15° Aniversario de ordenación sacerdotal del Padre Francisco Salvador, primero compartimos en la Divina Liturgia y luego disfrutamos una cena comunitaria con el triunfo  en el partido de Chile-Uruguay.

Nos acompañaron las comunidades de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Serbia, ROCOR, y de nuestra Iglesia Hermana de Santa Helena.

Los más de 70 asistentes destacaron la labor Pastoral de nuestro párroco, y en la enseñanza de la Fe Ortodoxa.

Gran Fiesta de la Ascensión

 

Boletín Especial por la Gran Fiesta

Explicación de la Fiesta de la Ascensión por el Padre Hopko

Textos Litúrgicos de la Fiesta

Textos Litúrgicos de la despedida de Pascua

Powerpoint sobre la fiesta

Página con explicación graficada de la fiesta

 

Gran Fiesta de la Ascensión y Cena Comunitaria

Breve Explicación

Cuarenta días después de la Pascua de Resurrección, celebramos la fiesta de la Ascensión de Cristo. Fue cuando Cristo ascendió a los cielos, para estar a la diestra del Padre. Leemos acerca de este acontecimiento en el Nuevo Testamento, en el Evangelio según San Marcos (capítulo 16, 19 al 20) y en el Evangelio según San Lucas, (capítulo 24, 50 al 53). Durante los 40 días entre Su Resurrección y Su Ascensión, Jesús apareció en varias oportunidades a Sus Discípulos. Antes de que ascendiera a los cielos, prometió a Sus Apóstoles que les enviaría un ayudante quien quedaría con ellos por siempre. Este ayudante era el Espíritu Santo, que vino en el día de Pentecostés, 10 días después de la Ascensión; es decir, 50 días después de la Resurrección, en un día domingo.

El miércoles 20 de mayo a las 19:30 Hrs. se realizó la Gran Fiesta de la Ascesión de Nuestro Señor Jesucristo a los Cielos.

Luego compartiremos una cena comunitaria.

Nuevo Local de Artículos Religiosos Ortodoxos

 

Queridos Hermanos y Hermanas:

Hemos comenzado a vender iconos, rosarios, y todo tipo de artículos religiosos ortodoxos, traídos desde Rusia, Grecia y Palestina.

Por ahora la venta es en el local, contiguo a la Iglesia, Av. Pedro de Valdivia 92. Pronto estará habilitada la página web para realizar compras online.

Domingo del Hombre que nació Ciego

El quinto domingo después de Pascua: El domingo del Ciego

En el quinto domingo después de Pascua se conmemora la curación del hombre ciego desde su nacimiento. Nos identificamos con el varón que llegó a ver y creer en Jesús como el Hijo de Dios. El Señor ha ungido nuestros ojos con sus propias manos divinas y los ha lavado con las aguas de nuestro bautismo.

Jesús  usó lodo hecho con su propia saliva, y le dijo al hombre que se lavara en las aguas de Siloé. Jesús así lo hizo porque era el sábado, el día de reposo, en que estaba estrictamente prohibido hacer lodo, escupir, y lavarse. Al romper estas leyes rituales de los judíos, Jesús demostró que en verdad Él es el Señor del Sábado, y como tal, Él es igual a Dios Padre, el Único que trabaja en el día Sábado ya que Él dirige el mundo de Su creación.

El escándalo transciende sobre el hecho de haber sanado al ciego en el día de reposo y él es expulsado de la sinagoga debido a su fe en Cristo. La Iglesia entera sigue a este hombre en su destino, sabiendo que los verdaderos ciegos son aquellos que no reconocieron a Jesús como el Señor y aun permanecen en sus pecados. Los demás tienen la luz de la vida y pueden ver y conocer al Hijo de Dios, pues “le has visto, y el que habla contigo, él es”.

San Demetrio de Rostov dice que el hombre ciego es San Celedonio quien inició la comunidad cristiana en lo que hoy conocemos como Francia.

Domingo del Hombre que nació Ciego

Domingo 17 de Mayo - El Ciego

Lectura del Santo Evangelio según San Juan [9:1-38]
En aquel tiempo, al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: Ni el pecó, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. Tengo que trabajar en las obras del que me ha enviado mientras es de día; la noche viene, llega la noche, cuando nadie puede trabajar. Mientras estoy en el mundo, soy luz del mundo.
Lea el resto del Evangelio en el boletín Dominical.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Siloan sobre este domingo.

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de la Mujer Samaritana

Domingo 10 de Mayo - La Samaritana

Lectura del Santo Evangelio Según San uan [4:5 -42]
En aquel tiempo, llegó Jesús a una ciudad
de Samaria llamada Sicar, cerca de la
heredad que Jacob dio a su hijo José. Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado por la caminata, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta. Llegó una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber. Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comida. La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí. Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva. La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva? ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebió el mismo, sus hijos y sus ganados? Respondió Jesús y le dijo: Todo el que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré se convertirá en él una fuente de agua que brote para vida eterna. (Lea el resto del texto en el boletín)
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Siloan sobre este domingo.

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo del Paralítico

Domingo 3 de Mayo - El Paralítico

Lectura del Santo Evangelio Según San Juan [5:1 -15]
En aquel tiempo subió Jesús a Jerusalén. Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, que tiene cinco pórticos. En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.
Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.
Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue sano, y tomó su lecho, y anduvo. Y aquel día era Sábado. Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es Sábado; no te es lícito llevar tu lecho. El les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda.
Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda? Y el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque Jesús se había retirado de la multitud que estaba en aquel lugar.
Después le encontró Jesús en el Templo, y le dijo: Mira, has quedado sano; no peques más, para que no te suceda algo peor. El hombre se fue, y dijo a los judíos, que Jesús era el que le había sanado.
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de las Mujeres Miróforas

Domingo 26 de abril - Lás Miróforas

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos [15:43 al 16 :8]
En aquel tiempo, José de Arimatea, noble consejero del Sanedrín, el cual también esperaba el reino de Dios, se atrevió a presentarse a Pilato, y le pidió el cuerpo de Jesús. Se extraño Pilato se sorprendió de que ya hubiese muerto; y haciendo venir al centurión, le preguntó si ya estaba muerto. E informado por el centurión, dio el cuerpo a José, el cual compró una sábana, y bajándolo, lo envolvió en la sábana, y lo colocó en un sepulcro que estaba cavado en una roca, e hizo rodar una piedra a la entrada del sepulcro. Y María Magdalena y María madre de Josét miraban dónde lo ponían.
Pasado el Sábado, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle. Y muy de mañana, el primer día de la semana, vinieron al sepulcro, ya salido el sol. Pero decían entre sí: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro? Y cuando miraron, vieron removida la piedra, que era muy grande.
Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, vestido con una túnica blanca; y se espantaron. Mas él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron. Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que El va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo. Y ellas se fueron huyendo del sepulcro, porque les había tomado temblor y espanto; ni decían nada a nadie, porque tenían miedo.
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Escuela Dominical
El domingo 26 de abril comenzó el ciclo 2015 de la Escuela dominical, para niños y niñas, todos los domingos despues de la Santa Comunión, los esperamos.
Instituto de Teología San Ignacio de Antioquía
Cursos 2015
Ya comenzó el año académico 2015

Cursos del Primer semestre
Martes 19:30 - Sacramentos en la Iglesia, Comunicandonos con Dios.
Miércoles 20:45 - Curso Bíblico.
Jueves 19:30 Historia de la Iglesia.
Viernes 18:00 Iconografía
Sábado 16:00 Iconografía.

Te esperamos.

Resurrección



Grandes Artículos sobre la Vida y la Muerte

Sobre la Muerte y la Resurrección del Cristo (Alejandro Schmemann).

De la Muerte y de la Resurrección (Kallistos Ware).

Resurrección


Domingos Posteriores a Resurrección

Lea más aquí

Domingo de Santa María de Egipto

Domingo 29 de marzo - Santa María de Egipto

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos [10:32-45]
En aquel tiempo, Jesús tomó a sus doce discípulos y comenzó a decirles las cosas que le habían de acontecer: He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles; y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al tercer día resucitará. Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron, diciendo: Maestro, querríamos que nos hagas lo que pidiéremos. El les dijo: ¿Qué queréis que os haga? Ellos le dijeron: Concédenos que en tu gloria nos sentemos el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús les dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Lea el resto aquí

Boletín del Domingo de Santa María de Egipto.

Libro de su Vida.

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Feria por el día mundial del Síndrome de Down
Defensoría de la Discapacidad

La Corporación Cristiana Ortodoxa San Ignacio de Antioquía ha organizado la Feria del Día Mundial del Síndrome de Down. Esta actividad se realizará desde el lunes 23 a miércoles 25 de marzo, de 11:00 a 19:00 horas, en la plaza Elias IV ubicada en la esquina de Pedro de Valdivia con Nueva Providencia.

Ya confirmaron presencia Fundación Incluir, Fundación Ser y Down Adelante además de la Corporación anfitriona y la Defensoría de la Discapacidad.

Los esperamos en Providencia, a pasos del Metro Pedro de Valdivia, habrá arte, repostería y masoterapia!!! NO SE LO PIERDAN!!!

Domingo de San Juan Climacos

Domingo 22 de marzo - San Juan Climacos

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos 9:17-31
En aquel tiempo se acercó a Jesús un hombre y postrándose le dijo: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo, el cual, dondequiera que le toma, le sacude; y echa espumarajos, y cruje los dientes, y se va secando; y dije a tus discípulos que lo echasen fuera, y no pudieron.
Y respondiendo él, les dijo: ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo. Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos.... Lea el resto aquí

Boletín del Domingo de San Juan Clímaco.

Libro en PDF

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de la Santa Cruz

15 de marzo - Domigo de la Santa Cruz

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos 8:34 al 9:1
Dijo el Señor: Quien quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.Porque todo el
que quiera salvar su vida, la p erderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿Qué recompensa dará el hombre a cambio de su alma? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
También les dijo: En verdad os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder.

 

Textos Litúrgicos Completos.

Tercer Domingo de la Gran Cuaresma - Boletín Dominical

Artículo de Monseñor Pablo de Alepo. muy bueno

Gran Artículo sobre la Cuaresma. Padre Schmemann

Completísimo Artículo sobre la Cuaresma y la Semana Santa - Padre T. Hopko

Especial Gran Cuaresma

Domingo de San Gregorio Palamás

8 de marzo - Domigo de San Gregorio Palamás

 

Lectura del Santo Evangelio según San Marcos [2:1-12]
En aquel tiempo entró Jesús en Capernaum después de algunos días;y se oyó que estaba en casa. E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra.  Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro. Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron la camilla en que yacía el paralítico. Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu camilla y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados dijo al paralítico: A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. Entonces él se levantó en seguida, y tomando su camilla, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto algo así.

 

Textos Litúrgicos Completos - Segundo Domingo de la Gran Cuaresma - Boletín - Gran Artículo sobre la Cuaresma. Padre Schmemann - Sermón del Segundo Domingo del Metropolita de Aleppo - Paul Yazigi - Vida de San Gregorio Palamás - Especial Gran Cuaresma

Domingo del Triunfo de la Ortodoxía

1 de marzo - Domigo del Trinunfo de la Ortodoxía

Textos Litúrgicos Completos.

Primer Domingo de la Gran Cuaresma - Boletín.

Gran Artículo sobre la Cuaresma. Padre Schmemann

Explicación del Domingo de la Ortodoxía para Niños.

Especial Gran Cuaresma

Domingo del Perdón

22 de febrero - Domigo del Perdón - QUESOVAL

Boletín Dominical

San Mateo [6:14-21]

Dijo el Señor: Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.
Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Domingo del Juicio Final

15 de febrero - Domigo del Juicio Final - Carnaval
Boletín Dominical
San Mateo [25:31-46]
Dijo el Señor: Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.  LEA el resto en el boletín

Domingo del Hijo Pródigo

8 de febrero - Domigo del Hijo Pródigo
Boletín Dominical
San Lucas [15:11-32]
Dijo el Señor esta parábola: Un hombre tenía dos hijos; 12y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. 13No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. 14Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. 15Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. 16Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. 17Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. 20Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. LEA el resto en el boletín

Navidad con las niñas del Hogar Sirio-Palestino

El martes 23 a la 14:00, se realizó el almuerzo de miembros de la Iglesia con las niñas del Hogar SIrio-Palestino y se le entregaron los regalos de Navidad. Fue una tarde maravillosa. Gracias a todos quines aportaron para hacer esto posible.


Homenaje a Margarita Aboid Vda. de Salvador - QDEP
En el día de su cumplaños.
Queridos hermanos y hermanas en la Fe, he querido escribir estas líneas para compartir un ejemplo de vida cristiana, como ha sido la de nuestra hermana Margarita, que se durmió el día de la Gran Fiesta de la Epifanía, hace algunos años, que es la manifestación de Dios. Y es justamente de eso que quiero hablar, de cómo nuestra hermana fue un reflejo de Dios entre nosotros, puedo escribir muchísimo de su bondad, de su cariño, de cómo enfrentó la muerte dolorosa de tres hijos con gran valentía y optimismo, de cómo fue una madre consagrada, esposa devota, abuela y bisabuela ejemplar, de su constante entrega y preocupación por los demás, de la gran motivación para que se fundara esta parroquia y en mi vocación sacerdotal, pero quiero centrarme en otro punto, y es en el arrepentimiento, que es la base de la vida cristiana.
Como su padre espiritual y confesor, creo que su mayor virtud fue justamente eso, el que siendo tan bondadosa para el mundo, ella encontraba que le faltaba tanto para llegar a Dios, al compararse con los santos lloraba en búsqueda del arrepentimiento, del perdón de Dios, como la única solución a sus pecados, la comunión la recibía con lágrimas de regocijo, rogando a Dios partir en ese momento que se encontraba Cristo vivo en ella.
Su sonrisa y cercanía con los niños, el hacernos sentir los más importantes, el alegrarse con nuestros éxitos y compartir como suyos nuestros fracasos, el orientarnos al camino recto de la fe y la oración constante de su corazón la mantienen más viva que nosotros y es un sello marcado a fuego en nuestras almas.
Solo me queda dar gracias a Dios por Margarita, ya que vi que era posible ser santos hoy, con todos nuestros problemas y faltas, es posible hermanos y hermanas, llegar a la meta de nuestra existencia. Que Dios la tenga por siempre en su Santo Reino. Amén.
Padre Francisco Salvador
Memoria Eterna
Padre Thomas Hopko


El Protopresbítero Thomas Hopko, se ha dormido en el Señor y ha partido su camino al Reino Celestial.


El fue rector del seminario de San Vlamidir, desde 1992 hasta el 2002, retirandose como Decáno Emérito.
Junto a Lorena Yarad, mi esposa, tuve la enorme bendición de ser su alumno por varios años en el seminario, y aprender de él tanto en la sala como sobre todo fuera de ella, con cada una de sus acciones y gestos.
Hombre de oración  y acción, de simpleza y profundidad, de suavidad y fortaleza. El ha sido una enorme ejemplo a seguir.
Ahora en Cuaresma, le toca partir, no podía ser de otra forma.
Ruego a Dios por él y su familia.

Padre Francisco Salvador.
COMUNICADO OFICIAL de la Iglesia Ortodoxa de América

El Protopresbítero Thomas Hopko, fue Decano Emérito del Seminario Teológico Ortodoxo de San Vladimir, Crestwood, Nueva York, y notable sacerdote cristiano ortodoxo, teólogo, predicador, y orador, se ha dormido en el Señor, en la tarde del 18 de marzo de 2015.

El Padre Thomas fue el esposo amado de la “Matushka” Anne [Schmemann] Hopko. Se casaron el 09 de junio de 1963. En conjunto, el padre Thomas y Anne son padres de cinco hijos, dieciséis nietos y tres bisnietos.

Thomas John Hopko nació en Endicott, Nueva York, el 28 de marzo de 1939, el tercer hijo y único varón de John J. Hopko y Anna [Zapotocky] Hopko. Él fue bautizado y creció en la iglesia católica ortodoxa griega Carpato-rusa de Santa María y se educó en las escuelas públicas de Endicott, y se graduó de la Unión Endicott High School en 1956.

Luego el padre Thomas se graduó de la Universidad de Fordham en 1960 con una licenciatura en estudios rusos. Se graduó ahora con un título en teología del Seminario Teológico Ortodoxo de San Vladimir en 1963, más tarde en la Universidad de Duquesne obtuvo una maestría en filosofía en 1969, y luego su doctorado en teología de la Universidad de Fordham en 1982.

Ordenado al santo sacerdocio en agosto de 1963, el padre Thomas sirvió a las siguientes parroquias como pastor: San Juan el Bautista, Warren, OH (1963-1968); San Gregorio el Teólogo, Wappingers Falls, Nueva York (1968-1978); y San Nicolás, Jamaica Estates, NY (1978-1983). El padre Thomas fue honrado con el rango clerical de arcipreste en 1970 y el grado de Protopresbítero en 1995.

A partir de 1968, el Padre Thomas comenzó su largo servicio en el Seminario Teológico Ortodoxo de San Vladimir. Con los años, el padre Thomas ocupado los siguientes cargos: Profesor de Doctrina y Teología Pastoral, 1968-1972; Profesor Asistente de Teología Dogmática, 1972-1983; Profesor Asociado de Teología Dogmática, 1983-1991; Profesor de Teología Dogmática, 1991-1992; Decano, Rector de la capilla de los Tres Jerarcas y Profesor de Teología Dogmática, 1992-2002.

Durante sus años de ministerio sacerdotal, el padre Thomas fue autor de numerosos libros y artículos. Los más conocidos de estas publicaciones es la fe ortodoxa: Un Manual Elemental de la Iglesia Ortodoxa. Un orador prolífico y predicador, que habló en numerosas charlas, retiros, conferencias públicas, y las reuniones de la Iglesia de todo tipo, muchas de los cuales fueron registrados. El Padre Thomas realizó un sinnúmero de funciones en nombre de la Iglesia Ortodoxa en América, incluyendo la representación de la Iglesia en las reuniones inter-ortodoxos y reuniones ecuménicas.

Sobre el retiro: El Padre Thomas y Anne se mudaron a Ellwood City, Pensilvania, donde vivían cerca del monasterio ortodoxo de la Transfiguración, ahí el Padre Thomas comenzó un nuevo ministerio: las conversaciones de radio cristianas ortodoxas por Internet. Desde 2008, el padre Thomas había producido más de 400 podcasts para “Ancient Faith Radio.”

El Padre Thomas ejerció un incansable y amoroso trabajo pastoral para muchos que lo buscaron para la dirección espiritual. Su mayor deseo era que cada persona respondiera a estas palabras de Jesucristo: "Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar." (Mateo 11:28).

Al Padre Thomas le sobreviven su esposa, Matushka Anne, y sus cinco hijos: Arcipreste Juan Hopko y su esposa Macrina, de Terryville, CT; Juliana y su marido Gregorio Thetford, de Ellwood City, PA; Catalina y su marido Raymond Mandell, de Clearfield, PA; María y su esposo Arcipreste Nicholas Solak, de East Stroudsburg, PA; y Alexandra y su esposo Joseph Sedor, de Ellicott City, MD. También le sobreviven dos hermanas, Mary Ann Macko de Endwell, Nueva York, y Barbara McPherson de Sayre, PA y Frostproof, FL. Además, el padre Thomas le sobreviven 16 nietos y tres bisnietos, así como muchos, muchos otros queridos parientes, colegas y amigos.

Los datos de su funeral se publicarán a medida que se reciban.

La familia del Padre Thomas desea agradecer a todos los que le sirvieron con tanto cariño durante su larga enfermedad. Se agradece especialmente a la Madre abadesa Christofora, y toda la hermandad del monasterio ortodoxo de la Transfiguración por su constante apoyo y ayuda, al Arcipreste Michael y Susanne Matushka Senyo; Protodiácono Michael Wusylko, M.D. y al Hospicio del Buen Samaritano.

En lugar de flores, las donaciones conmemorativas se pueden dar al Seminario Teológico Ortodoxo de San Vladimir, Crestwood, NY; al monasterio ortodoxo de la Transfiguración, Ellwood City, PA; Ancient Faith Radio y al Hospicio del Buen Samaritano, Wexford, PA.

Que la memoria del Padre Thomas sea eterna

Domingo de los 10 Leprosos

18 de enero - Domigo de los 10 leprosos - 12 de San Lucas
Boletín Dominical
Lectura del santo Evangelio según San Lucas (17: 12 - 19)
En aquel tiempo al entrar Jesús a una aldea, le
salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

Domingo Posterior a la Epifanía

11 de enero - Domigo posterior a la Epifanía
Boletín Dominical
Lectura del santo Evangelio según San Mateo (4:12-17)

En aquel tiempo, cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea; y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí, para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles; El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció.
Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Epifanía

Gran Fiesta de la Epifanía - 6 de enero - Especial

Presentación Gráfica  - Sentido de la Epifanía - Boletín de la Fiesta - Oración de la Preparación de la Fiesta - Oración de la Fiesta - Vísperas, Matutinos, Divina Liturgia - Oración de la Fiesta - Bendiciónn del Agua. - Música de la Epifanía. (Inglés y Griego) - Fondo de Escritorio.

Domingo Anterior a la Epifanía

4 de enero - Domigo anterior a la Epifanía
Boletín Dominical
Lectura del santo Evangelio según San Marcos (1:1-8)
Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Como está escrito en Isaías el profeta: He aquí yo envío a mi mensajero delante de tu faz, Que apareje tu camino delante de ti. Voz del que clama en el desierto: Aparejad el camino del Señor; Enderezad sus veredas.
Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo del arrepentimiento para remisión de pecados. Y salía a él toda la provincia de Judea, y los de Jerusalén; y eran todos, bautizados por él en el río de Jordán, confesando sus pecados. Y Juan andaba vestido de pelos de camello, y con un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y comía langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo: Viene tras mí el que es más poderoso que yo, al cual no soy digno de desatar encorvado la correa de sus zapatos. Yo a la verdad os he bautizado con agua; mas él os bautizará con Espíritu Santo.

Catecismo Ortodoxo en PDF

Catecismo Adultos
Catecismo Niños

Ambos textos tomados de la web http://www.iglesiaortodoxagriega.cl


Página especial de la Navidad

Presentación Gráfica - Boletín Especial

Explicación de la Fiesta - Fondo Escritorio

Himnos - Boletín - Explicaciones y Textos Litúrgicos

Villancicos e Himnos

Sermon del
Domingo de los 10 Leprosos

Metropolita Pablo de Alepo

"La oración verdadera es aquella que comienza con peticiones y concluye dando gloria a Dios", dice el Metropolita Pablo de Alepo, al explicar el Evangelio de San Lucas (17:12-19)

Se cuenta que, en las catacumbas en Roma, se encontró un escrito muy antiguo de cristianos de la Iglesia primitiva en la que se lee: “¡Te agradezco Señor por no haber satisfecho mi petición”.
Nos preguntamos: ¿Cuál es el motivo para que este cristiano elevara una oración tan extraña? Probablemente es por una de estas dos razones: la primera es que se dio cuenta más tarde que si se cumplía su petición no iba a serle favorable, porque no sabía en su momento si era para su bien. Después de haber transcurrido un tiempo, pareciera que el silencio divino a su petición tomó mejor en cuenta lo que le convenía sin que esto fuera descuidarlo o abandonarlo. La segunda es que un cristiano que tiene un grado de fe en Dios, en su bondad y su amor, sabe que tanto el silencio de Dios como el cumplimiento de su petición son la respuesta divina, buena y propicia, para su bien, y que su petición ha de completarse con una acción de gracias antes de recibir la respuesta, independientemente de la naturaleza de la misma. La respuesta divina es nuestro bien, sin importar cómo y cuánto la percibimos. Esta situación acontece con el décimo leproso de nuestro Evangelio. Ahí aparecen dos escenas. Por un lado, escuchamos el grito del corazón, de dolor y de súplica, grito que ha sido asimilado por nuestra tradición cristiana como una fórmula de oración permanente: “Jesús, Hijo de David, ten piedad de nosotros”. Por otro lado, escuchamos al samaritano que regresó y dio las gracias, actitud ante la cual Jesús se detuvo y elogió.
De acuerdo con San Máximo el Confesor, el grito de dolor se vuelve oración del corazón por dos razones:
La primera razón es el sentido de la degradación de la condición humana, o el aburrimiento de esa situación, que presiona al ser humano. En el contexto del Evangelio, los leprosos vivían una situación muy dolorosa. Pues el leproso era para los judíos maldito, aislado, expulsado de la sociedad, no había trato con él y era privado del amor. La lepra era la prueba del pecado del leproso. Así que, además de vivir una degradación a nivel de su cuerpo, vivía un deterioro a nivel de su condición humana y social.
Sí, la lepra es una muestra de la degradación de la condición humana, pues cualquier otra circunstancia no menos dolorosa y delicada que la lepra, hace salir de nuestro fuero interno un grito fuerte como: “Jesús, ten piedad de mí”. La lepra espiritual, los pecados personales, los dolores internos, etc., son las obras de las tinieblas, la lepra real, que siempre asfixia a la gente. El hecho de contemplar en nosotros esta lepra oculta, es suficiente para conducirnos a elevar una súplica de nuestro corazón y una oración ferviente. El hecho de contemplarnos así promueve en nosotros el anhelo para renovarnos y nos conduce a orar fervientemente.
Pero, ¿cómo podemos conocernos sin calma, y sin examinarnos a nosotros mismos y a nuestro comportamiento? Todo ello debe ser expuesto a la luz de los mandamientos evangélicos y del ejemplo de la vida de los santos, además de las lecturas espirituales permanentes y la confesión frecuente. Todo ello ha de tener lugar antes de la oración, para que esta sea honesta y ferviente.
Otra motivación para la oración ferviente es tomar conciencia de la magnitud de la dádiva y amor divinos, tal como la encontramos en el segundo panel del relato, cuando el samaritano vuelve para dar gracias. Esta actitud llama nuestra atención y merece que nos detengamos para meditar en ella.
A menudo nos dirigimos a Dios con suplicas y peticiones, y cuando se realizan nuestras oraciones, no volvemos a Dios para agradecerle, tal como ocurrió con los nueve leprosos anteriormente mencionados. La “necesidad” no puede ser la meta y el objetivo de nuestra relación con Dios. Cuando el hijo necesita, pide; pero el satisfacer esta demanda no es sino sólo una señal de la providencia del padre para con su hijo. Dios es un padre que atiende y responde no sólo para satisfacer nuestras necesidades, sino también para llamar la atención de su hijo a Su amor y providencia. Cada circunstancia de la vida, sea de dolor, angustia, necesidad, pobreza o carencia, es una oportunidad que nos orienta hacia Dios con el grito del corazón y la oración de petición.
Además, dicha circunstancia ha de ser luego una razón para “encontrarse” con la providencia de Dios y dar las gracias al Señor. La oración de petición o el grito de corazón han de conducirnos a la exclamación de alabanza y de agradecimiento. No podemos considerar a Dios como un siervo para que atienda nuestras peticiones, sino como un padre que cuida de nosotros. Cada vez que Dios satisface nuestra solicitud, es una muestra de Su intervención en nuestra vida y una razón para convertir nuestra oración en agradecimiento. Las circunstancias de la vida no son independientes de por sí, como fines, sino que son situaciones a través de las cuales nos relacionamos con Dios y descubrimos Su amor y cuidado.
El grito de dolor ha de transformarse en alabanza, cuando, al haber rezado por el tema en cuestión, nuestra oración se ve contestada con el consuelo solicitado o con el silencio. El asunto no está en encontrar una solución a los problemas o necesidades, sino en que caminemos con Dios y que Él camine con nosotros, pues Él es el Emmanuel quien lleva, con nosotros y en nuestro lugar, todas nuestras cargas.
La oración verdadera es aquella que comienza con peticiones y concluye dando gloria a Dios. En cambio, una oración es falsa si no concluye con agradecimiento y alabanza. Nuestra oración comienza con peticiones a Dios en quien confiamos, y ha de concluir con el agradecimiento a Dios a quien descubrimos por Su providencia de padre y pastor.
Así que empezamos a pedir cosas para nuestra vida, y de ahí encontramos nuestra vida, que es “Él”. Empezamos como los nueve leprosos y terminamos como el décimo. Nuestras oraciones y peticiones son el camino para conocer a Dios, encontrarlo y vivir en Él. Amén.

1° de Enero

Especial de esta fiesta de la Circuncision - Boletín de la fiesta

Domingo posterior a la Navidad

28 de diciembre - Domigo Posterior a la Navidad
Boletín Dominical
Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo 2:13-23
En aquel tiempo Después que los magos partieron, un ángel del
Señor apareció en sueños a José, diciéndole: Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y estate allí hasta cuando yo te avise; porque Herodes buscará al niño para matarlo. Levantándose José, tomó al niño y a su madre de noche y se retiró a Egipto, donde se mantuvo hasta la muerte de Herodes; de suerte que se cumplió lo que dijo el Señor por boca del profeta: Yo llamé de Egipto a mi hijo. Entretanto Herodes, viéndose burlado de los magos, se irritó sobremanera, y mandó matar a todos los niños que había en Belén y en toda su comarca, de dos años abajo, conforme al tiempo de la aparición de la estrella, que había averiguado de los magos. Se vio cumplido entonces lo que predijo el profeta Jeremías, diciendo: Hasta en Ramá se oyeron las voces, muchos lloros y alaridos: Es Raquel que llora sus hijos, sin querer consolarse porque ya no existen. Después de la muerte de Herodes, un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto, diciéndole: Levántate y toma al niño y a su madre, y vete a la tierra de Israel, porque ya han muerto los que atentaban contra la vida del niño. José levantándose, tomó al niño y a su madre y vino a tierra de Israel, mas oyendo que Arquelao reinaba en Judea, en lugar de su padre Herodes, temió ir allá y avisado entre sueños se retiró a tierra de Galilea. Y vino a morar en una ciudad llamada Nazaret; cumpliéndose de este modo el dicho de los profetas: Será llamado Nazareno.

Domingo de la genealogía de Cristo

21 de diciembre - La Genealogía - Anterior a la Navidad
Boletín Dominical
Lectura del Santo Evangelio Según
San Mateo (1:1-25)
Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac. Isaac engendró a Jacob. Jacob engendró a Judas y a sus hermanos. Judas engendró de Tamar a Farés y a Zara. Farés engendró a Esrón. Esrón engendró a Arán. Arán engendró a Aminadab. Aminadab engendró a Naasón. Nassón engendró a Salmón. Salmón engendró de Rahab a Booz. Booz engendró de Rut a Obed. Obed engendró a Jesé. Jesé engendró al rey David. El rey David engendró a Salomón, de la que fue mujer de Urías. Salomón engendró a Roboam. (lea el resto en el boletín)

Sermón de Monseñor Pablo de Alepo.

Domingo de los antepasados de Cristo

14 de diciembre - 11° Domingo de Lucas - La Cena
Boletín Dominical
Lectura del Santo Evangelio Según San Lucas (14:16-24)
Dijo el señor esta parábola: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos. Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado. Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses. Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses. Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir. Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor.
Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos. Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar. Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa. Porque os digo que ninguno de aquel los hombres que fueron convidados, gustará mi cena.

¿QUIERES VIVIR MÁS y MEJOR?
LA IGLESIA SABE COMO
En la edición del mercurio del sábado 6 de diciembre, en A2, salió un reportaje sobre Ikaria, una isla griega donde la gente se “olvida” de morir, casi todos viven 100 años o más, están felices y destacaban como uno de los principales factores que ayudaban a esto, el religioso, ya que ellos ayunaban, viven en comunidad, nadie se siente solo, no hay ansiedad, depresión, etc.
Que hermoso es comprobar en la realidad que la forma de vivir acorde a la Iglesia Ortodoxa, fortalece el cuerpo y el alma, te hace vivir más y mejor, entonces en vez de buscar remedios para vivir así afuera de la Iglesia, encontrémoslos en la Iglesia.
Te invito a vivir plenamente como cristiano ortodoxo.
Actividades de Fin de Año Miércoles 17 - Acto de entrega de Diplomas y cierre del año del Instituto de Teología San Ignacio de Antioquía 19:30 Hrs.
Miércoles 24 - Divina Liturgia de la Navidad - 19:30 Hrs.
Miércoles 31 - Divina Liturgia de San Basilio - 19:00 Hrs.
Videos sobre la Navidad



 Domingo 17 de agosto - Cristo camina sobre el agua - 10° de Mateo

Boletín con lecturas

 

Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo (17: 14-23)
En aquel tiempo, se acercó a Jesús un hombre que se arrodilló delante de él, diciendo: Señor, ten piedad de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua. Y lo he llevado a tus discípulos, pero no le han podido sanar.
Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá. Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora. Viniendo entonces los discípulos a Jesús, en privado, dijeronle : ¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo? Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque en verdad os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Trasládate de aquí allá, y se trasladará; y nada os será imposible. Pero esta clase de demonio no sale sino con oración y ayuno. Mientras andaban juntos por Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de los hombres, y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron mucho.




 Domingo 10 de agosto - Cristo camina sobre el agua - 9° de Mateo

Boletín con lecturas

 

Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo (14: 22-34)

En aquel tiempo, Jesús obligó a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a las multitudes. Despedidas las multitudes, subió al monte para orar a solas; al anochecer, estaba él allí solo. Entretanto, la barca se había alejado ya muchos estadios de la ribera y se encontraba combatida por las olas, pues el viento era contrario. Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos caminando sobre el mar. Y los discípulos, viéndole caminar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y de miedo gritaron. Pero al instante Jesús les habló, diciendo: ¡Animaos; yo soy, no temáis! Pedro le respondió, diciendo: Señor, si eres tú, mándame ir sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, caminaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, temió; y comenzando a hundirse, gritó, diciendo: ¡Señor, sálvame! Al instante Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Y cuando ellos entraron en la barca, se calmó el viento. Entonces los que estaban en la barca vinieron y se prosternaron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios. Y habiendo atravesado, llegaron a tierra de Genesaret.




 Domingo de los panes y peces - 8° de Mateo

Boletín con lecturas

 

Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo (14: 14 - 22)
En aquel tiempo, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos. Cuando anochecía, se acercaron a él sus discípulos, diciendo: El lugar es desierto, y la hora ya pasada; despide a la multitud, para que vayan por las aldeas y compren de comer. Jesús les dijo: No tienen necesidad de irse; dadles vosotros de comer. Y ellos dijeron: No tenemos aquí sino cinco panes y dos peces. El les dijo: Traédmelos acá. Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud. Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas. Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños. En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud.

Su Vida

Iconografía - Fondo de Escritorio

Boletín con lecturas por su día - Servicio de Vísperas - Matutinos y Liturgia

 Domingo de los dos Ciegos - 7° de Mateo - San Panteleimon

27 de julio

Boletín con lecturas y vida del Santo

 

Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo [9:27-35]
En aquel tiempo, al pasar Jesús de allí, le siguieron dos ciegos, gritando y diciendo: ¡Ten piedad de nosotros, Hijo de David! Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos; y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor. Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho. Y se abrieron sus ojos. Jesús les ordenó severamente, diciendo: Cuidad que nadie lo sepa. Pero cuando salieron, divulgaron la fama de él por toda aquella tierra. Salían ellos todavía, cuando le presentaron un mudo endemoniado. Y expulsado el demonio, el mudo habló; y las multitudes se maravillaba, y decían: Nunca se ha visto cosa semejante en Israel. Pero los fariseos decían: Por el príncipe de los demonios expulsa a los demonios. Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

 Domingo del Paralítico - 6° de Mateo - 20 de julio - 12:00

Boletín con lecturas y vida del Santo Profeta Elías

Boletín con la vida e himnos del Profeta Elías

Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo (9:1-8)
En aquel tiempo, Jesús subió a la barca, pasó a la otra orilla y vino a su ciudad. Y sucedió que le trajeron un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: “¡Ten confianza, hijo! Tus pecados te son perdonados”. Pero he aquí que algunos escribas dijeron para sí mismos: “Éste está blasfemando”. Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: “¿Por qué piensan mal en sus corazones? ¿Qué es más fácil decir: “Tus pecados te son perdonados”, o decir: “Levántate y anda”? Pues para que sepan que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados -dice al mismo tiempo al paralítico-: levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”. Él se levantó y se fue a su casa. Y al ver esto, la gente quedó admirada y glorificó a Dios, que había dado tal poder a los hombres.

 Divina Liturgia - Miércoles 16 de julio - 12:00

Boletín con lecturas

Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo [13:31-36]
Dijo el Señor esta parábola: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo; el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas. Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado. Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba; para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; Declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo. Entonces, despedida la gente, entró Jesús en la casa.

 Domingo de los Santos Padres del IV Concilio Ecuménico - 13 de julio

Boletín con lecturas y Sermón

Lectura del Santo Evangelio Según San MAteo(5:14-19)
Dijo el Señor a sus discípulos: Vosotros sois la luz del mundo; no puede ocultarse una ciudad situada sobre un monte. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir. Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una i ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que falte uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

Icon - Christ and the Compassionate Centurion 

 Domingo de la Fe del Centurión Romano - 4° de San Mateo - 6 de julio

Boletín con lecturas y Sermón

Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo(8:5-13)
En aquel tiempo, entró Jesús en Cafarnaúm, vino a él un centurión, rogándole, y diciendo: Señor, mi criado yace en casa paralítico con terribles sufrimientos. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará. Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: En verdad os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; mas los hijos del reino serán echados a la tiniebla exterior; allí será el llanto y el crujir de dientes. Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora.

Domingo de Todos los Santos - 15 de junio

Boletín con lecturas

Lectura del Santo Evangelio
Según San Mateo
[10: 32-33, 37- 38 y 19: 27-30]
Dijo el Señor a sus discípulos, cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.
El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.
Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos? Y Jesús les dijo: En verdad os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. Pero muchos primeros serán últimos, y últimos, primeros.

PENTECOSTÉS
DOMINGO 8 - 12:00 Hrs.
LA VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO

Tropario de Pentecostés - Tono VIII
Bendito eres Tú, oh Cristo nuestro Dios, que mostraste a los pescadores llenos de sabiduría, derramando sobre ellos el Espíritu Santo; y por medio de ellos el universo conquistaste, oh Amante de la humanidad, gloria a Tí.

Oración de Pentecostés - Boletín y Lecturas Bíblicas de Pentecostés - Especial de Pentecostés

Especial de Pentecostés, con trabajo para toda la Familia - Presentación Gráfica de Pentecostés  -  Explicación Breve de Pentecostés - Explicación Amplia de Pentecostés
 

Domingo de los Santos Padres del Primer Concilio Ecuménico - 1 de junio

Boletín con lecturas

Sermón

Lectura del Santo Evangelio
Según San Juan[17: 1 - 13]
En aquel tiempo levantó Jesús sus ojos al cielo y dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti; como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.
Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.
Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese. Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra.
Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste. Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.

Domingo del Ciego - 25 de mayo

Boletín con lecturas

Sermón

Lectura del Santo Evangelio
Según San Juan [9:1-38]
En aquel tiempo, al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: Ni el pecó, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. Tengo que trabajar en las obras del que me ha enviado mientras es de día; la noche viene, llega la noche, cuando nadie puede trabajar. Mientras estoy en el mundo, soy luz del mundo.
Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo. Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían: ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba? Unos decían: El es; y otros: A él se parece. El decía: Yo soy. Y le dijeron: ¿Cómo fueron abiertos tus ojos? Respondió él y dijo: Aquel hombre que se llama Jesús hizo lodo, me untó mis ojos, y me dijo: Ve al estanque del Siloé, y lávate; y fui, y me lavé, y vi. Entonces le dijeron: ¿Dónde está él? dijo: No sé. Y llevaron al que había sido ciego hacia los fariseos. Pero era Sábado el día en que Jesús hizo lodo, y le abrió los ojos. Volvieron, a preguntarle los fariseos cómo había recibido la vista. El les dijo: Me puso lodo sobre los ojos, y me lavé, y veo....

Miércoles 21 de Mayo - Santos Constantino y Helena

Divina Liturgia 12:00 Hrs.


Tropario Santos Reyes Constantino y Helena- Tono VIII
Tu siervo Constantino, oh Señor, único amante de la humanidad, contempló la figura de la Cruz en los cielos, y al igual que Pablo, no habiendo recibido la llamada de hombre, pero establecido como apóstol entre los gobernantes por Tu mano sobre la ciudad real, Él preservó la paz duradera a través de las oraciones de la Madre de
Dios.


Vida de los Santos

Domingo de la mujer Samaritana - 18 de mayo

Boletín con lecturas y sermón

Lectura del Santo Evangelio
Según San Juan [4:5 -42]
En aquel tiempo, llegó Jesús a una ciudad
de Samaria llamada Sicar, cerca de la
heredad que Jacob dio a su hijo José. Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado por la caminata, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta. Llegó una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber. Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comida. La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí. Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva. La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva? ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebió el mismo, sus hijos y sus ganados? Respondió Jesús y le dijo: Todo el que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré se convertirá en él una fuente de agua que brote para vida eterna. La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla. Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido, y ven acá. Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido; porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad. Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. Jesús le dijo: Créeme, mujer, que llega la hora en que, ni en este monte, ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramos lo que conocemos; porque la salvación viene de los judíos. Pero llega la hora ya estamos en ella, cuando los adoradores verdaderos adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque así quiere el Padre que sean los que le adoren.

Domingo del Paralítico - 11 de mayo

Boletín con lecturas y sermón

Lectura del Santo Evangelio
Según San Juan [5:1 -15]
En aquel tiempo subió Jesús a Jerusalén. Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, que tiene cinco pórticos. En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.
Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.
Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue sano, y tomó su lecho, y anduvo. Y aquel día era Sábado. Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es Sábado; no te es lícito llevar tu lecho. El les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda.
Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda? Y el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque Jesús se había retirado de la multitud que estaba en aquel lugar.
Después le encontró Jesús en el Templo, y le dijo: Mira, has quedado sano; no peques más, para que no te suceda algo peor. El hombre se fue, y dijo a los judíos, que Jesús era el que le había sanado.

Domingo de la Miróforas - 4 de mayo

Boletín con lecturas y sermón

Lectura del Santo Evangelio
Según San Marcos [15:43 al 16 :8]
En aquel tiempo, José de Arimatea, noble consejero del Sanedrín, el cual también esperaba el reino de Dios, se atrevió a presentarse a Pilato, y le pidió el cuerpo de Jesús. Se extraño Pilato se sorprendió de que ya hubiese muerto; y haciendo venir al centurión, le preguntó si ya estaba muerto. E informado por el centurión, dio el cuerpo a José, el cual compró una sábana, y bajándolo, lo envolvió en la sábana, y lo colocó en un sepulcro que estaba cavado en una roca, e hizo rodar una piedra a la entrada del sepulcro. Y María Magdalena y María madre de Josét miraban dónde lo ponían.
Pasado el Sábado, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle. Y muy de mañana, el primer día de la semana, vinieron al sepulcro, ya salido el sol. Pero decían entre sí: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro? Y cuando miraron, vieron removida la piedra, que era muy grande.
Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, vestido con una túnica blanca; y se espantaron. Mas él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron. Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que El va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo. Y ellas se fueron huyendo del sepulcro, porque les había tomado temblor y espanto; ni decían nada a nadie, porque tenían miedo.

Domingo de Tomás - 27 de abril

Boletín con lecturas y sermón

Lectura del Santo Evangelio
Según San Juan (20:19-31)
En aquel tiempo cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor.
Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos. Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.
Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.

BOLETIN

Textos Litúrgicos Completos.

Domingo de Ramos - Boletín Dominical

Artículo Breve sobre Domingo de Ramos

Completísimo Artículo sobre la Cuaresma y la Semana Santa - Padre T. Hopko

Gran Artículo sobre la Cuaresma. Padre Schmemann

Domingo de Santa María de Egipto - 6 de abril

LIBRO DE SU VIDA

Boletín con lecturas y sermón

Lectura del Santo Evangelio
Según San Marcos [10:32-45]
En aquel tiempo, Jesús tomó a sus doce discípulos y comenzó a decirles las cosas que le habían de acontecer: He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles; y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al tercer día resucitará. Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron, diciendo: Maestro, querríamos que nos hagas lo que pidiéremos. El les dijo: ¿Qué queréis que os haga? Ellos le dijeron: Concédenos que en tu gloria nos sentemos el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús les dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado?
Ellos dijeron: Podemos. Jesús les dijo: A la verdad, del cáliz que yo bebo, beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado.
Cuando lo oyeron los diez, comenzaron a enojarse contra Jacobo y contra Juan. Mas Jesús, llamándolos, les dijo: Sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes ejercen sobre ellas potestad.
Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos. Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Oraciones de la Gran Cuaresma
Cada semana tenemos Tres oraciones a las 19:30 Hrs.

Lunes - Completas Mayores. - Oración de la Noche y Cena Comunitaria. TEXTO.


Miércoles - Divina Liturgia de Dones Presantificados. - Unción de los Enfermos y Curso de la Gran Cuaresma. TEXTO.


Viernes - Akathisto. - Alabanzas a la Santísima Virgen. TEXTO.

7 de octubre

3° Domingo de San Lucas
Boletín Dominical
San Lucas 7:11-16
Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate. Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar.

Santos Mártires Sergio y Baco.

30 de septiembre

2 Domingo de San Lucas
Boletín Dominical
San Lucas 6:31-36 Mas bien, amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será grande vuestra recompensa, y seréis hijos del Altísimo

23 de septiembre

1° Domingo de San Lucas
Boletín Dominical
San Lucas 5:1-11 "No temas; desde ahora serás pescador de hombres. Y cuando llevaron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron."
Cristo nos invita a dejar lo cotidiano por seguirlo a El y tu, ¿Quieres Ser Pescador de Hombres? 

14 de Septiembre

La Exaltación de la Santa Cruz
Textos Litúrgicos

Boletín con Lecturas

 Explicación de la Fiesta en Web
Breve Explicación

Fondo de Escritorio

Powerpoint de la clase

Documentos anexos de la clase

8 de Septiembre
La Natividad de la Santísima Virgen María - Especial

Explicación de la Fiesta - Breve Explicación de la Fiesta - Boletín especial por la Fiesta

2 de Septiembre
13° Domingo de San Mateo
Boletín Dominical
El Domingo de los Labradores Malvados
  26 de agosto
El Joven Rico

Boletín Dominical
19 de agosto
Cristo Perdona
Boletín Dominical


12 de agosto
Cristo Sana al Epiléptico
Boletín Dominical
5 de agosto
Cristo Camina sobre el Agua
Boletín Dominical
29 de julio
Alimentación a 5000
Boletín Dominical

Boletines Años Anteriores




Nueva Página sobre Educación Cristiana Ortodoxa, gran cantidad de folletos.
 
Estadísticas web